La Policía precintó las puertas del órgano electoral de Bolivia

5

Pasadas las 16:30 de este domingo, el comandante general de la Policía Boliviana, Vladimir Yuri Calderón, junto al fiscal distrital de La Paz, precintaron las puertas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) después de que la Fiscalía instruyera la búsqueda y captura de los vocales electorales sindicados de las irregularidades detectadas por la OEA a las elecciones en Bolivia.

Esta mañana se conoció un primer reporte de la auditoría realizada por la OEA al proceso electoral que evidenció una serie de irregularidades en el proceso de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) y Cómputo Oficial, por lo que el equipo auditor «no puede validar las elecciones generales del 20 de octubre de 2019» y recomienda un nuevo proceso electoral con nuevas autoridades electorales.

“Se instruyó al director nacional de Interpol para que se declare alerta internacional ante la posible salida de estas autoridades de Bolivia. Sabemos que se ha activado una alerta azul en el exterior de nuestro país, la investigación se está activando para los vocales y a todos los que estén implicados en el posible fraude detectado por el informe de la OEA”, declaró Calderón.

Mientras hay una orden de detención contra los vocales, esta tarde la presidenta del TSE, María Eugenia Choque, presentó su renuncia al cargo al conocerse los hallazgos preliminares de la auditoría de la OEA al proceso electoral del 20 de octubre.

El Deber