FmBolivia
Radio FmBolivia

LA DEMOCRACIA BOLIVIANA RECUERDA LOS 38 AÑOS DE SU ESTABLECIMIENTO

15

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El domingo 10 de octubre de 1982 fue gris y lluvioso en la ciudad de La Paz.

Fue el día señalado para que el último de los presidentes militares de facto, el general Guido Vildozo Calderón, traspase el poder a los civiles elegidos por voto popular.Las elecciones generales celebradas en 1980, proceso truncado por el golpe de Luis García Meza y Luis Arce Gómez, dieron el triunfo a la Unidad Democrática Popular (UDP), una alianza formada por el Movimiento Nacionalista Revolucionario de Izquierda (MNRI), el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), el Partido Comunista de Bolivia (PCB, de línea moscovita) y agrupaciones menores como el Movimiento Popular de Liberación Nacional (MPLN), el grupo Espartaco y cierta corriente indigenista.

El binomio ganador fue compuesto por Hernán Siles Zuazo y Jaime Paz Zamora.El Movimiento Nacionalista Revolucionario Histórico (MNR-H) postulaba a Víctor Paz Estenssoro y Ñuflo Chávez Ortiz.En tercer lugar, figuró Acción Democrática Nacionalista (ADN), cuyos principales candidatos eran el exdictador Hugo Banzer Suárez y Jorge Tamayo Ramos.

La UDP obtuvo 507.173 votos que le dieron 47 diputados y 10 senadores. Su bancada se compuso de 57 parlamentarios, mientras que los 263.107 sufragios del MNR-H, a causa del sistema proporcional de distribución de escaños, tuvo 34 diputados y 10 senadores, mientras que ADN obtuvo 24 diputados y seis senadores.

El Partido Socialista-1 de Marcelo Quiroga Santa Cruz conquistó 10 diputaciones y una senaduría, mientras que el Frente Democrático Revolucionario, del expresidente Luis Adolfo Siles Salinas tuvo cinco diputaciones; del Partido Revolucionario Auténtico (PRA), de Wálter Guevara Arce, tres; Falange Socialista Boliviana (FSB), tres; el Movimiento Nacionalista Revolucionario Unido (MNR-U), dos; el Movimiento Revolucionario Túpac Katari de Liberación-1, una; y el Movimiento Revolucionario Túpac Katari de Liberación, la restante.La Constitución establecía que los parlamentarios debían elegir presidente y vicepresidente entre los tres binomios más votados.

Hubo un acuerdo político que permitió la designación de Siles Zuazo y Paz Zamora como los primeros mandatarios de la república, sobre la base de los comicios realizados dos años antes.

Sin embargo, la UDP no tenía asegurada, a pesar de su mayoría relativa, la gobernabilidad, mucho más cuando el MNR-H y ADN se aliaron para frenar toda iniciativa del entonces denominado Poder Ejecutivo.Esa coalición fue, en gran medida, responsable del descalabro económico que vendría en los siguientes años.

Eso y las desinteligencias entre las organizaciones políticas que formaban parte de la UDP.El domingo 10 de octubre de 1982, Siles Zuazo y Paz Zamora juraron a sus cargos constitucionales, mientras una fiesta popular se instalaba en la plaza San Francisco, de La Paz.El “romance” duraría poco tiempo.

Los miristas acusaron a los movimientistas de izquierda de aislar a Siles Zuazo de todo contacto con la realidad.Cuenta una anécdota que cuando estalló la hiperinflación, el mandatario dio a su edecán un billete de 10 pesos bolivianos, que carecía de valor en ese momento, para que le compre una cajetilla de cigarrillos, cuando ésta costaba cuando menos 250 mil pesos bolivianos.Paz Zamora renunció y dejó a Siles Zuazo solo.

El llamado “grupo palaciego” poco pudo hacer y, ante la galopante crisis, el Presidente renunció a un año de su mandato.El 6 de agosto de 1985, Paz Estenssoro, aliado formalmente ya con ADN, asumió el mando del Estado y puso en ejecución el modelo neoliberal, que con retoques continuó Paz Zamora entre 1989 y 1993, cuando surgió un nuevo líder para el MNR, el ultraneoliberal Gonzalo Sánchez de Lozada, a quien sucedería el dictador elegido, en palabras del periodista argentino Martín Sivack, Banzer Suárez, pero un cáncer pulmonar terminal, y cedió el mando nacional su vicepresidente Jorge Tuto Quiroga Ramírez, otro político de corte conservador quien se mantiene en actividad desde entonces, aunque con escaso respaldo popular.

Cuando el 6 de agosto de 2002, Sánchez de Lozada apeló a la formación de una megacoalición para tener gobernabilidad, no sabía que apenas podría regir los destinos del país durante 14 meses, antes de huir a Estados Unidos, el 17 de octubre de 2003.

El vicepresidente Carlos Mesa lo reemplazó, pero agobiado por la crisis y sus propias indecisiones personales, renunció y dejó la silla presidencial al titular de la Corte Suprema de Justicia, Eduardo Rodríguez Veltzé, quien condujo el proceso electoral de diciembre de 2005 que dio un arrollador triunfo a Evo Morales y Álvaro Garcia Linera, del Movimiento Al Socialismo, cuyas victorias en las urnas se repetirían en 2010 y 2015, en ambos casos con amplia mayoría.Sindicaciones de fraude y graves errores del Tribunal Supremo Electoral (TSE), como paralizar la Transmisión Rápida de Resultados Electorales Preliminares (TREP) en octubre de 2019, dieron lugar a una movilización de varios sectores sociales y el derrocamiento de Morales, sustituido por Jeanine Áñez Chávez, segunda vicepresidenta del Senado, que dirige un Gobierno transitorio.Las elecciones generales se llevarán a cabo el próximo domingo 18.

El MAS aparece como la fuerza política más importante del país, mientras que las organizaciones conservadoras lucen divididas, sin un horizonte claro ni un programa que cautive a la mayoría del electorado.En medio de este panorama, la democracia boliviana celebra 38 años, aunque haya quienes aseguren que la democracia se truncó en noviembre de 2019.

Extra

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas