Tras dos años de un asesinato en Irpavi, 2 acusados van a la cárcel

13

Después de dos años y cuatro meses de haberse cometido el asesinato de Luis Pablo Antonio Salemi, un juez decidió detención preventiva para los principales acusados de cometer el crimen. La pareja imputada y sus familiares se adueñaron de las propiedades de la víctima en este tiempo.

El fallecido era de la tercera edad, no tenía hijos y era propietario de varios terrenos y otros inmuebles. La pareja compuesta por Edwin Q.R. y Rose Mary M.M. habían obtenido el puesto de cuidadores de uno de los terrenos de Antonio, ubicado en la zona Sur, una semana antes del crimen.

De acuerdo con la investigación, los acusados tomaron posesión de ese inmueble y además en complicidad de otros familiares ingresaron a otros terrenos.

Mediante documentos falsificados, la pareja vendió uno de los terrenos de Antonio, con ayuda de un notario, según denunciaron los sobrinos de la víctima, Mary France y Juan Carlos Antonio.

“Hubo denuncias falsas para tratar de hacernos ver a nosotros como los ilegales, pero finalmente estamos dando un paso a la justicia”, Mary France Antonio, la sobrina del fallecido, quien informó el resultado de la audiencia.

Edwin Q.R. fue enviado a la cárcel de San Pedro, mientras que Rose Mary M.M. fue llevada al centro femenino de Obrajes.

No obstante, este es el primer paso. La pareja deberá permanecer encarcelada mientras dure la etapa preparatoria y el Ministerio Público se prepare para acusarlos formalmente para dar inicio al juicio oral.

Juan Carlos Antonio señaló que la pareja acusada de matar a su tío quería apropiarse de todos los inmuebles de la víctima, por eso incluso los procesados se contactaron con notarios a quienes pagaron para obtener documentos de propiedad falsos.

El 6 de mayo de 2017 Julio Antonio salió de su domicilio en la zona de Irpavi para comprar pan. Horas después encontraron su cuerpo al lado de un río en la zona de Chicani. Tenía signos de violencia y una cuerda roja en el cuello, con la que lo asfixiaron.

Pocos días después la Policía aprehendió a Mary France y a su hermano Juan Carlos por una denuncia según la cual ellos tranzaron con los investigadores para que dejen de investigar la muerte de su tío. Ella recibió medidas sustitutivas y él fue encarcelado por un tiempo en San Pedro.

Mary France contó a Página Siete que su familia tuvo que pasar por chicanas legales que interpusieron los acusados que estaban en libertad durante estos años y que además ofrecían públicamente los inmuebles de su tío que no les pertenecían.

El 26 de octubre de 2017 la Fiscalía cerró la investigación por el asesinato de Julio Antonio. Los sobrinos del fallecido objetaron esa decisión el 15 de noviembre de ese año. Tuvieron que pasar 10 meses más para que el Ministerio Público encuentre los elementos suficientes para imputar a la pareja acusada.

Los dos procesados afirmaron en la audiencia cautelar que son inocentes, que no tienen nada que ver con el crimen de Antonio. Denunciaron a un hombre de haber pedido dinero para que se cierre el caso.

Pagina Siete.