El ministro Arturo Murillo confunde rasgos de la bebé robada con los de la mujer que la raptó

255

Familiares de la mujer de la fotografía que mostraron el ministro y el Ministerio de Gobierno denunciaron que aquélla es inocente, que llegó a La Paz para explicar que no es la presunta raptora que busca la Policía.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, cometió el error de describir los rasgos de la mujer que raptó el martes a una bebé como si fueran los de la recién nacida, aunque luego se disculpó por la información confusa que ofreció a los periodistas.

“La bebé de un mes que ha sido robada tiene un mechón blanco y en la mano izquierda tiene queloides, varios queloides. Si alguien la ve o nos dé información, le vamos a agradecer”, dijo el miércoles.

Samanta Sayda Huanca Ayala fue robada de los brazos de su joven madre (19) cerca del mediodía del martes en la zona Villa Fátima de La Paz. Una mujer se le acercó, se ganó su confianza y hasta ofreció cuidar de la pequeña mientras aquélla fue a hacer una diligencia. Al volver la madre, la mujer no estaba.

La joven víctima ofreció a la Policía Boliviana los detalles de la mujer: mechón blanco, heridas en la mano y ropa de bioseguridad. Con esos datos, las autoridades policiales hicieron el retrato hablado para buscarla.

Pero Murillo describió los rasgos como si fueran de la bebé.

“Pido disculpas, soy un ser humano que también se equivoca y tiene tantas cosas en la cabeza. No es la pequeña, es la señora secuestradora que tiene mechón blanco en la cabeza y la mano con queloides”, dijo el ministro.

La tarde de este jueves se produjo un intenso movimiento en la Fuerzas Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), en La Paz. Los familiares de la presunta raptora, cuya fotografía fue publicada por el ministro Murillo y el Ministerio de Gobierno, denunciaron que la mujer que busca la Policía Boliviana no es la de la imagen.

La Razón