FmBolivia
Radio FmBolivia

70.000 bebés «esperanza» nacieron en 6 meses de crisis

28

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Un total de 70.043 niñas y niños nacieron en Bolivia en los seis meses de la pandemia, que se cumplen hoy. Todos ellos llegaron en medio de la mayor crisis sanitaria que ha vivido el país aunque la curva de coronavirus ya empieza su descenso. Sus alumbramientos se dieron en medio de circunstancias adversas: desde confinamiento y hospitales colapsados hasta riesgo de contagio y, en algunos casos, falta de oxígeno. Todos y cada uno de ellos son bebés “esperanza”.

Desde la sala de terapia intensiva de la unidad de neonatología del Hospital de la Mujer, el doctor Hugo Tejerina dio la alerta la noche del 8 de agosto: “11 bebés prematuros corren el riesgo de fallecer porque no hay oxígeno para alimentar a las incubadoras”.

Esa crisis fue una de las más dolorosas en los seis meses de la pandemia sanitaria en Bolivia. En este caso, el virus no fue la causa, sino los bloqueos en demanda de elecciones que impedían la llegada de oxígeno vital. “No perdimos a ninguno de nuestros bebés pero estuvimos cerca. Gracias a la población que ha donado cilindros”.

No había plan B, pero ninguno de los recién nacidos falleció. Estos pequeños valientes son parte de los más de 70.000 que fueron registrados en el Serecí, entre marzo y agosto.

“Todos estos bebés llegaron para darnos esperanza, para devolvernos la fe, para recordarnos que aun en las peores crisis la vida renace y cada niño es un milagro”, dice Natalí Vargas. En abril, en un hospital colapsado por enfermos de Codiv-19, ella dio a luz a Valentino, un niño esperado, que también venció el coronavirus.

Seis meses de crisis

Los dos primeros casos de coronavirus se registraron en Bolivia el 10 de marzo. A partir de entonces cambió la vida de todos. A la cuarentena siguió el miedo ante el acelerado incremento de casos que a la fecha superan los 122 mil.

En medio año de incertidumbre se registraron denuncias de corrupción, protestas de los trabajadores de salud y otros sectores en primera fila, ante la carencia de equipos e insumos para combatir la enfermedad, y miles de muertos; los registros oficiales dan cuenta de más de 7.000 decesos, pero son muchos los que murieron a causa del virus en sus domicilios sin haberse hecho la prueba. Todo ello, en medio de conflictos sociales por la fecha de las elecciones que, en su punto más álgido, bloquearon la llegada de insumos médicos a las ciudades.

En este crítico panorama, sin embargo, la vida siguió adelante. Y prueba de ello son los más de 70.000 nacimientos en medio año de pandemia.

Registros de nacimientos

El Servicio de Registro Civil (Serecí) consigna un total de 70.043 nacimientos en los últimos seis meses. Y son más, pues al menos en abril las notarías cerraron debido a la pandemia, por lo que los datos de ese mes son escasos, casi nulos. Habrá muchos registros rezagados, advierten los funcionarios.

Según los datos oficiales, entre marzo y agosto los departamentos que mayor número de nacimientos registraron fueron La Paz y Santa Cruz, con 19.510 y 18.386, respectivamente. Ambas regiones, que son las más pobladas, presentan en seis meses el mayor número de casos confirmados de Covid-19 (más de 41.000 en Santa Cruz y más de 32.000 en La Paz).

Con 13.608 registros de alumbramientos, Cochabamba se encuentra en tercer lugar. El departamento valluno es seguido por Potosí con 5.792 y Chuquisaca con 3.745 y 3.134.

En Tarija se anotaron 2.986 y en Oruro 2.239 nacimientos en seis meses .Mientras que con 673, Pando es el departamento con menos alumbramientos registrados.

Pese a la pandemia, la tasa de nacimientos no representa en general una caída significativa en relación con los primeros meses del año. El pico de la gestión se dio en enero con 8.589 registros en Santa Cruz.

Contra viento y marea

El 20 de abril, en el Hospital del Norte de El Alto nació por cesárea una bebé prematura que no contrajo el virus pese a que su mamá fue diagnosticada con este mal. La recién nacida fue bautizada como Victoria, para que no olvidé nunca que es una guerrera.

El de Victoria fue uno de los primeros casos que se conoció pero no el único. Yovana retornó al país desde Chile con su cuarto hijo en el vientre, estuvo 25 días en cuarentena y dio positivo al coronavirus; no obstante, su hijo nació saludable y fuerte el 25 de agosto.

Estos seis meses de pandemia ha habido mucho luto pero también historias de valentía y esperanza como los nacimientos de bebés en patrullas policiales en pleno confinamiento o los alumbramientos domiciliarios guiados por parteras ante el colpaso de hospitales. Cada bebé llegó con dosis de fe.

Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas