Chaski Delivery que trepa, baja y corre para entregar su pedido

64

La crisis empujó a José Valdez y a su esposa a emprender un negocio de ceviches. Emulando a los chaskis, Valdez camina a paso raudo y llega a todos los barrios.

“La venta de ceviches ha salido adelante y aunque no tenemos bici, ni moto ni mucho menos auto, tenemos las ganas de trabajar y hemos dicho: ‘¿por qué no un Chaski Delivery para hacer entregas?’”, relata el emprendedor de 35 años.

“Ya teníamos a Condori Condori, el personaje que yo vengo manejando en tele y radio desde hace una década. Entonces lo hicimos renacer ahora bajo ese otro nombre”, agrega Valdez, quien da vida al “Chaski” durante la entrega de los pedidos de los paceños.

Emulando a los chaskis

Valdez afirma que con su esposa, quien es ingeniera comercial, hacen un “equipo genial”. Ella es la de las “manos mágicas”, la que elabora los ceviches que luego él, recreando el sistema de mensajería del Imperio Inca, hace llegar a sus clientes a paso rápido y de forma personal todos los viernes, sábados y domingos.

La distribución comenzó por la zona en la que viven, Villa Copacabana, pero dada la alta demanda de pedidos de otras partes de la ciudad, el Chaski Delivery ahora abarca toda La Paz.

Ante la pregunta de cómo hace para llevar un pedido a la otra punta de la ciudad, Valdez responde con firmeza: “Voy”. Para hacerlo se maneja con las reservas que los clientes realizan, al menos, con un día de antelación. Basado en ellas, él elabora una ruta que completa tomando atajos y desplegando gran esfuerzo físico.

La carrera más larga que ha tenido que cubrir, dice, ha sido de Villa Salomé a la Periférica. Entre la montaña rusa de subidas y bajadas tanto de calles como de escaleras tardó, asegura, media hora “nomás”.

“Como a todos, me beneficia el hacer ejercicio, aunque a veces me cuesta subir las calles empinadas porque hace años me operaron del pulmón izquierdo”, relata Valdez, cuyas ganas son más grandes que cualquier obstáculo.

“Sin contaminar”

Su historia se hizo viral luego de que en redes sociales publicara un divertido video en que se lo ve representando a su personaje y haciendo los pedidos a paso rápido y “sin contaminar”.

“Algunos clientes me esperan con el celular, filmándome, porque no creen que lo haga a pie. Hay otros que piensan que el video era para buscar fama o ganar seguidores y la verdad es que no es así. Yo estoy viviendo de esto”, indica.

Tomando en cuenta que había personas que le hacían pedidos para el mismo día, este maestro en brindar respuestas a cualquier tesitura se alió con varios radiotaxis y motos para cumplir con las entregas inmediatas: “Antes se dedicaban al turismo y ahora se han visto en la necesidad de trabajar como deliverys. Es una forma de ayudarnos entre nosotros, porque yo solito no abarco”. En alianza con ellos, Valdez también atiende cualquier tipo de pedidos de lunes a jueves.

Agradecido con los clientes que han hecho posible que su situación se revierta, los planes de Valdez y Massiel ya están claros: abrir un local en el que las personas puedan sentarse a disfrutar de sus ricos ceviches. Mientras tanto, el “Chaski” seguirá llegando a cualquier rincón donde lo requieran los paladares paceños.

Aquisito Cevichería

Pedidos De viernes a domingo a través de la página de Facebook “Aquisito Cevichería” o en el teléfono 61148348. Las reserva deben hacerse con un día de antelación. Caso contrario, un radiotaxi la entregará.
Otros De lunes a jueves, “Chaski Delivery” atiende otro tipo de pedidos en el 79611603.

Página Siete