Producción de refinerías bajó en 46% durante la cuarentena

15

Durante la cuarentena total que se dispuso en el país por el coronavirus (Covid-19) la capacidad de producción de las dos refinerías que operan, una en Santa Cruz y otra en Cochabamba, bajaron en hasta un 46% debido a la menor demanda de combustibles de los mercados interno y externo.

La experta en hidrocarburos Susana Anaya anticipa que el principal efecto directo se sentirá en el menor ingreso de la estatal YPFB y de las empresas operadoras.

“Por la cuarentena decretada a partir del 22 de marzo, las entregas han disminuido a unos 37.000 barriles por día (BPD). Pero en abril, estas entregas han bajado aún más, habiendo registrado algo menos de 27.000 BPD”, especificó.

Mencionó que en enero de este año la capacidad estaba en un promedio de 50.170 barriles por día (BPD) de petróleo, pero luego por la cuarentena, en abril pasado, bajó hasta 27.000 BPD, es decir un 46%.

En su criterio, esta disminución de la producción y de las entregas de líquidos procedentes de los campos es consecuencia directa de la disminución de la demanda de gas de Brasil, Argentina y del mercado interno, provocada también por las cuarentenas declaradas en los respectivos países.

“Los efectos negativos no solamente recaen sobre la economía de YPFB Refinación, sino también sobre las empresas operadoras de los campos, YPFB casa matriz y, en general, sobre toda la cadena de actividades y, lo más grave, sobre los ingresos de divisas por la exportación de gas y sobre las recaudaciones fiscales”, anticipó la experta.

Aunque también dijo que por otro lado se registra un ahorro de divisas en la subvención, como efecto de la disminución de la demanda de diésel y de gasolina especial que ha hecho que, en principio, no se requiera importar estos combustibles.

En general, las dos refinerías que opera la estatal YPFB, Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz, y Gualberto Villarroel, en Cochabamba, tienen una capacidad instalada para procesar 64.350 barriles por día (BPD) de petróleo.

No obstante, la producción de líquidos que se logró desde 2014, cuando se extrajeron 63.090 BPD, pasó a disminuir y en 2019 se cerró con 45.080 BPD.

“Bajo estas circunstancias de grandes inversiones y capacidad ociosa, es obvio que la empresa YPFB Refinación tiene dificultades económicas”, lamentó Anaya.

Entretanto el experto Hugo del Granado afirmó que operar a tan baja capacidad es posible que haya traído pérdidas y que la única manera de revertir las mismas es aumentando la capacidad de producción para que las refinerías tengan materia prima.

“Pero, el problema va más allá de la pandemia, es grave la situación de los hidrocarburos y encima hay muchas denuncias de irregularidades, el Ministro (Víctor Hugo Zamora) está en campaña permanente y el presidente de YPFB es mudo (Richard Botello)”, observó.

Del Granado afirmó que no hay información actualizada de la producción de refinerías y cuestionó que la última publicación de la ANH sea de febrero de 2019 y que desde entonces nadie más publica nada.

“Toda la producción que hubo en enero y febrero se supone que ingresó a las tres refinerías (incluye de Oro Negro), que tienen una capacidad de procesar 68.050 BPD. En todo caso las refinerías a full capacidad pueden producir 125 mil metros cúbicos por mes de gasolina y 81.000 metros cúbicos por mes de diésel. Hasta diciembre de 2019 trabajaron al 65% de su capacidad”, afirmó.

Este medio publicó a fines de 2019, que pese a haberse invertido más de 670 millones de dólares en 12 años para las mejoras de las dos principales refinerías del país, éstas producen un volumen similar al de 2006, lo que significa un promedio de 48.300 BPD.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More