Médicos de Llallagua a ministro Iván Arias: “No nos puede pedir más de lo que estamos haciendo”

61

En ese municipio cuentan con dos ambulancias, según el personal de salud una es de los años 50 y la otra era para terapia intensiva.

Los médicos de Llallagua hicieron conocer sus necesidades al ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias. Le mostraron las carencias en el nosocomio y le dijeron “nos puede pedir más de lo que estamos haciendo”.

La visita se produjo el pasado 8 de junio, cuando la autoridad incluso pudo presenciar el ingreso de un positivo de Covid-19 en el centro hospitalario.

En un video que circula en las redes sociales la doctora Nilda Flores, con lágrimas en los ojos, le contó que se improvisa en todos los aspectos para que todo funcione a medias, una vez que no se cuenta con el número adecuado de personal.

“A los que dicen que se contrató personal, quisiera saber dónde está, porque yo solo cuento con este médico. Trabajamos sin descanso por más de dos semanas y hasta ayer lo hicimos con un solo termómetro. A veces gastamos nuestro dinero… No se limpien con nosotros porque bastante estamos haciendo”, indicó.

Añadió que sí cuentan con personal de limpieza, pero esta persona poco puede hacer porque no tiene “ace (detergente), lavandina y a veces no hay agua. En el hospital antiguo pasaba lo mismo, tenemos dolor de espalda por cargar agua”.

“No hay personal de salud, no se contrató a nadie. No tenemos guantes, ropa, la que estamos usando (mamelucos) tenemos que lavar dos o tres veces, no nos puede pedir más de lo que estamos haciendo”, insistió.

También se quejó por el tema de transporte. Señaló que cuentan con una ambulancia de los años 50 “que funciona cuando le da la gana” y otra que se les donó hace dos años y es para terapia intensiva, pero “la explotamos, no sabemos cuántos kilómetros tiene”.

En tanto, el ministro Arias habría lamentado por la precariedad con la que se trabaja en el centro médico y según una nota de prensa del Ministerio de Comunicación pidió a la alcaldesa revertir esa situación.

“Debido a la alta relación que hay entre Oruro y Llallagua, hemos venido acá y realmente las condiciones son muy precarias, después de seis meses el municipio no se ha puesto a la altura, el municipio está improvisando”, dijo Arias.

En la jornada la autoridad habría entregado una dotación de 2.000 barbijos, mamelucos, lentes de protección y otros insumos de bioseguridad.

Página Siete