Eva Copa reclama nave de la Vice y 4 avionetas de Beni no operan

La presidenta del Senado, Eva Copa, reclamó ayer dos aeronaves, entre ellas la FAB-002, que -sostuvo- “corresponden” a la Vicepresidencia y a la Asamblea Legislativa. Por otro lado, el Gobierno informó que de las cinco avionetas que en 2015 se destinaron para operar como ambulancias en Beni, cuatro están en condiciones “inoperables” y una está en mantenimiento.

“Hemos mandado en reiteradas ocasiones notas al Ministerio de la Presidencia para que hagan la devolución de los aviones que corresponden a la Asamblea y a la Vicepresidencia del Estado, el 002 y el 045 o 041, que estos aviones pueden ser utilizados para traer a los asambleístas desde sus lugares”, afirmó Copa.

La legisladora, que ejerce también la presidencia del Legislativo, lamentó que desde el Ejecutivo no le hayan respondido y en ese contexto afirmó que realizó una Petición de Informe Oral al jefe de la Casa Militar y al ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, para abordar el tema.

“Vemos con mucha pena, con mucha preocupación, que los aviones están siendo usados por los ministros, por la hija de la Presidenta”, aseguró.

La aeronave FAB-002 es la que utilizaba el exvicepresidente Álvaro García Linera, quien, tras las elecciones fallidas del 20 de octubre de 2019, solicitó refugio en Argentina, al igual que el expresidente Evo Morales.

Se trata de un Dassault Falcon 50 EX. Esa nave fue adquirida por el Estado en el año 2013. De acuerdo al portal del Ministerio de Defensa, llegó a Bolivia el 25 de noviembre de ese año y tuvo un costo de más de seis millones de dólares.

La nave puede trasladar hasta ocho pasajeros, además de su tripulación, cuenta con sistema de comunicación satelital, GPS, entre otras particularidades.

Israel Alanoca, viceministro de Coordinación Gubernamental, brindó ayer una conferencia de prensa sobre el uso de aeronaves del Estado y no se refirió al tema planteado por Copa.

Lo que sí hizo fue desmentir que la aeronave presidencial FAB-001 realizó varios vuelos a Brasil, como denunció el expresidente Evo Morales.

Alanoca afirmó que entre 2010 y 2017, Morales utilizó esa aeronave en 147 oportunidades. “Hizo viajes incluso a Punta Cana con el FAB-001 y paradójicamente la mayoría de los vuelos que los hizo fue con la señora Patricia Hermosa Gutiérrez (…). ¿Qué hace una jefa de gabinete o una secretaria de su excelencia en ese momento, acompañando al Presidente a hacer viajes, como a Punta Cana?”.

Las avionetas “inoperables”

La jornada pasada se reportó en medios de prensa que no se conocía el paradero de cinco avionetas que en 2015 fueron acondicionadas para operar como ambulancias en Beni.

Ayer, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, informó que cuatro aeronaves están en condiciones inoperables, en galpones, debido al “descuido” y que la quinta está en mantenimiento. “Cuatro están en condiciones inoperables, no vuelan y sólo un avión se encuentra en mantenimiento a cargo de la FAB, que es el FAB-150”, sostuvo la autoridad.

Se trata de cuatro aeronaves Cessna y una Beechcraft que fueron incautadas al narcotráfico. Fueron equipadas y acondicionadas por el Ministerio de Salud, con un costo de 546.500 bolivianos, según una nota de prensa de la cartera de Comunicación del periodo de Morales.

Dos de esas aeronaves fueron acondicionadas para el traslado de pacientes en estado crítico desde las comunidades alejadas a hospitales de segundo y tercer nivel, que se ubican en las urbes capitales. Dos naves estaban previstas para trasladar a los familiares de los enfermos. La quinta estaba acondicionada para funcionar como Unidad de Terapia Intermedia Aérea.

El 12 de enero de 2018, el Ministerio de Salud informó que las naves no sólo operaban en Beni, sino que también brindaban cobertura en Pando, y que desde que entraron en funcionamiento salvaron la vida de más de 200 personas.

Ayer, el viceministro Santamaría indicó que el anterior gobierno dejó el tema de esas aeronaves con obligaciones pendientes y con deudas. “Ha suscrito convenios entre el Ministerio de Salud y la FAB y producto del mantenimiento de esas aeronaves tienen todavía pendiente una deuda de 1.546.000 bolivianos y además pendiente también el saldo de otra cantidad por pago de viáticos, alimentación y traslados”, sostuvo la autoridad.

Pagina Siete

Los comentarios están cerrados.