FmBolivia
Radio FmBolivia

Ven falta de control en la Policía desde el ingreso de Del Castillo al Estado Mayor

24

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Emilio Rodas, exviceministro de Régimen Interior, señaló que los recurrentes escándalos de corrupción en la Policía Boliviana demuestran que no existe control alguno. Por su lado, el diputado opositor Marcelo Pedrazas afirmó que estos hechos se incrementaron desde el inicio de la gestión del ministro de Gobierno Eduardo del Castillo, y del comandante Jhonny Aguilera.

“Cada semana vemos un escándalo de proporciones que demuestra que el control interno de la Policía está totalmente desbocado; no hay evaluaciones, no hay seguimiento a la conducta del funcionario (…) Las solicitudes de la Oficina de Control Interno (OCI, del Ministerio de Gobierno) son un saludo a la bandera”, afirmó ayer el exviceministro Rodas en una entrevista a Radio Expresión, en Santa Cruz.

El exfuncionario ejerció el cargo en el primer año de gestión de Del Castillo, pero de forma repentina fue destituido y reemplazado por Nelson Cox, excandidato a la Alcaldía por el MAS, en Cochabamba, quien también tuvo una salida abrupta del cargo, el cual desde enero de este año está sin un titular.

Rodas criticó al presidente Luis Arce por la actitud “timorata” de su gobierno, al no implementar más cambios de fondo en la institución del orden.

Aseguró que la Policía tiene más poder que el Ministerio de Gobierno, porque no se explica de otra forma el hecho de que pese a tantas denuncias de corrupción nunca se toque a los miembros del Comando General, liderado por Aguilera.

“El presidente Arce debería valorar (estos hechos). No se puede seguir respaldando una gestión policial tan comprometida y cuestionada”, manifestó Rodas.

La pasada semana, el jefe de la bancada del MAS en la Cámara de Diputados, Gualberto Arispe, declaró que Aguilera no cumple con el “control” en las diferentes direcciones policiales y solicitó el cambio del general.

La imagen de la Policía Boliviana sufre una nueva ola de críticas, a sólo días de que un medio chileno develara la complicidad entre los miembros de la institución y delincuentes dedicados al robo y contrabando de vehículos sustraídos en el vecino país, que después son comercializados por los policías en diferentes ferias de Bolivia.

Según registros de la Fiscalía, varios de los policías dedicados a la comercialización de autos indocumentados o “chutos” no sólo tienen antecedentes, sino también condenas pendientes. El negocio ilícito está focalizado en Santa Cruz, Oruro, La Paz y en el trópico de Cochabamba.

En el Chapare, según el investigador chileno, Hugo Bustos, existe una población que tiene como sobrenombre “México chico”, y a ese lugar van a parar algunos de los vehículos que son robados en su país. Detalló que no se permite el ingreso de la Policía a esa zona.

El expresidente y líder del MAS, Evo Morales, negó que exista esa población y acusó a Bustos de atacar al trópico de Cochabamba.

En ese sentido, y por medio de sus redes sociales, el expresidente Morales pidió a los policías no perseguir a los dirigentes cocaleros que él representa.

Responsabilidad del ministro

Por su lado, el diputado Marcelo Pedrazas, de Comunidad Ciudadana (CC), lamentó que al interior de la Policía se descubran cada semana “criminales y corruptos protegidos por quienes dirigen la institución del orden”.

Manifestó que el incremento de casos de corrupción se debe a la protección que reciben los policías delincuentes de los altos mandos.

“Entre ellos (los que protegen) están los generales del Comando y el ministro de Gobierno (Del Castillo) que, a partir de la vigencia de la Ley de Carrera de Generales forma parte del Alto Mando Policial. Entonces el problema de corrupción en la Policía es institucional y con el respaldo de las máximas autoridades”, aseguró Pedrazas.

Saúl Lara, exministro de Gobierno y actual diputado de CC, señaló que si bien coincide con el criterio de Rodas sobre la falta de control interno, remarcó que el tema se inició el momento en que el gobierno del MAS, en la gestión de Morales, “eliminó su independencia institucional y la sometió al servilismo partidario”.

Falta credibilidad

Reforma El diputado Marcelo Pedrazas, de CC, señaló que “sería ingenuo tratar de solucionar el problema de la Policía con una reforma que no será independiente, por la intromisión del Gobierno”. Pedraza concluyó que una “refundación de la Policía” no solucionará el problema de la corrupción, porque al igual que pasa con el Órgano Judicial, quienes pretenden hacer los cambios son los involucrados en las extorsiones por destinos y encubrimiento a hechos de corrupción en el Gobierno.
Ley En respuesta a las críticas, el comandante general Jhonny Aguilera anunció ayer la reforma a la Ley 101 de Régimen Disciplinario de esta institución, que es cuestionada.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas