FmBolivia
Radio FmBolivia

Católicos mantienen seguridad sanitaria en Domingo de Ramos

27

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los fieles católicos asisten, como todos los años, a la conmemoración del Domingo de Ramos, aunque con las medidas de bioseguridad recomendadas para espacios cerrados, las celebraciones religiosas se realizan tomando en cuenta que aún está presente la pandemia del coronavirus.

“Seguimos con todas las normativas que se indicaron antes para protegernos de esta pandemia, está la distancia social, los barbijos, también el alcohol en gel y entonces como estábamos celebrando hasta hoy, las celebraciones continuarán normalmente con estas precauciones del caso, seguimos con la pandemia, entonces estamos de alerta todos, de todas maneras sí se van a celebrar las misas con estas medidas”, afirmó monseñor Fernando Bascopé, Obispo Castrense de Bolivia.

Las misas se realizarán como todos los domingos en los horarios acostumbrados, en todas las iglesias, dentro los templos existirá el distanciamiento sanitario entre los fieles, reiteró Bascopé.

Por otro lado, las personas que asisten a los oficios religiosos afirmaron que acudirán a las misas programadas con todas las medidas de bioseguridad recomendadas por las autoridades de salud y así evitar eventuales contagios de covid-19.

“La quinta ola amenaza al país, es posible que llegue en mayo o junio, entonces debemos cuidarnos, especialmente las personas mayores”, indicó una señora de la tercera edad.

El Domingo de Ramos se recuerda la entrada de Jesús a Jerusalén, en medio de una multitud que lo aclamaba como el hijo de Dios. Este evento sucedió el domingo anterior a su muerte. Según los escritos de la Biblia, fue un acto grandioso y humilde con una Jerusalén llena de peregrinos que se aprestaban a celebrar la pascua judía.

Una gran multitud rodeó a Jesús y con ramos de olivos lo acompañó durante su entrada. En Bolivia, como en varios países de Latinoamérica, los ramos de olivo que utilizaron los israelitas son reemplazados por la hoja de palma o motacú.

Los ramos bendecidos en la misa se llevan a la casa como signo de la bendición de Dios, de su protección y ayuda. Se los coloca sobre un crucifijo o cuadro religioso como un recuerdo de la aclamación a Jesús y de su resurrección, además, según la fe católica, un ramo bendecido colocado tras la puerta protege de los males a la vivienda y sus moradores.

El año pasado volvieron las misas y la venta callejera de palmas por la conmemoración religiosa que marca el inicio de la Semana Santa, después de que la cuarentena por la pandemia del covid-19 obligase a suspender estas celebraciones de forma presencial. (EL DIARIO y Agencias)

Fuente: El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas