Paro de trabajadores en salud de Sucre pide renuncia del planificador del Sedes

27

Los trabajadores en salud de Sucre iniciaron este martes un paro de 72 horas pidiendo el cambio de planificador del Servicio Departamental de Salud (Sedes), argumentado malos tratos e injerencia política del Movimiento Al Socialismo (MAS), declaró el martes la secretaria de conflictos de la Federación de Trabajadores en Salud, Virginia Laguna.

«Hoy desde las 0 horas iniciamos un paro de 72 horas, hasta el jueves. Estamos pidiendo que cambien al doctor Jhonny Camacho (encargado de epidemiología del Sedes) por los maltratos, en los que incurre desde que era Director, los trabajadores no vamos a permitir que continúe en el Sedes Chuquisaca», dijo Laguna.

Los trabajadores anunciaron que continuarán con el paro de actividades hasta que su demanda sea escuchada. En tanto, Camacho fue ratificado en su cargo por la directora del Sedes, Eva Navarro.

Laguna dijo que sostuvieron reuniones con el Gobernador y la directora del Sedes, autoridades que optaron por mantenerlo en el cargo.

«Me apena decir que no quieran removerlo, por una persona están perjudicando a toda la población. Se debe a que lo están manejando políticamente porque se están reactivando para la campaña del Movimiento Al Socialismo, eso es», afirmó la dirigente.

La dirigente aseguró que no están en contra de la profesionalidad de Camacho, pero sí de su trato con el personal que demanda una fluida coordinación, ante la emergencia del coronavirus.

Durante esta jornada paralizaron sus actividades cerca de 1.500 trabajadores entre enfermeras, auxiliares y administrativos de todos los hospitales que pertenecen al sector salud público, ente éstos los hospitales Santa Bárbara, Gineco Osbtétrico, Sedes, La Jastambo, el Hospital del Niño, el Gastroenterológico y el Psiquiátrico.

La dirigente de los trabajadores en Salud, demandó también a las sectoriales mayor capacitación e implementación de equipos para atención del coronavirus, ante un eventual brote de caso, de forma que no se ponga en riesgo al personal de los hospitales.

mc-mm/ABI