10 precedentes debilitan la credibilidad del TSE

Al menos 10 precedentes debilitan la credibilidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE), según expertos. La oposición “desconfía” del organismo, mientras que desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) dicen que respetan su trabajo. Se prevé que hoy esa institución lance la convocatoria para las elecciones generales del 20 de octubre.

Los precedentes son: la revelación del presidente Evo Morales de que se reunió en la residencia con vocales del TS y que, según el mandatario, le comentaron que las primarias estaban previstas para enero de este año; la disposición de que sólo los militantes pueden impugnar a un candidato y no así cualquier elector; el hecho de que haya una corriente considerada afín al oficialismo en el TSE, que en su momento empató con el ala institucionalista y luego predominó; la renuncia de Uriona, denunciando “estancamiento” en la toma de decisiones; y el escándalo de las militancias ilegales.

Entre los precedentes también están: la habilitación de Morales pese al 21F; la declaratoria del TSE de que “no tiene competencia” para pronunciarse sobre la denuncia contra el MAS por la supuesta difusión ilegal de una encuesta; la dimisión de Sandoval revelando decisiones del TSE que favorecieron al MAS; la ola de renuncias y destituciones (más de 30), en menos de seis meses; y la carta de Costas que se filtró a la prensa, en la que el vocal alerta a sus colegas sobre “tópicos” que ponen en riesgo la administración eficiente de los comicios (más detalles en los cuadros adjuntos).

Romano Paz, analista político, consideró que el TSE llega al lanzamiento de la convocatoria a elecciones “en una crisis institucional muy profunda”. “Es la peor en toda la historia democrática del país, sus incoherencias y sus fallos parcializados con los intereses del partido oficialista dejan al desnudo un órgano cooptado, temeroso y por ende sumiso, lo que naturalmente genera muchas dudas y desconfianza entre el electorado”, afirmó.

Su colega, Jorge Dulon, sostuvo que el TSE está “muy desgastado desde un punto de vista institucional y deslegitimado en términos de credibilidad ante la sociedad boliviana”.

El investigador en asuntos jurídicos Franz Rafael Barrios aseguró que el TSE llega a esta etapa con más de una treintena de renuncias y despidos, “por una serie de motivos, incluso denuncias de ‘maltrato’ y un clima laboral ‘bajo presión’ de por medio, en un periodo de cinco meses. De este total de ‘bajas’ seguramente el personal más ‘sensible’, por así decirlo, fue el de áreas como Informática y del Serecí”.

“Adicionalmente a ello, se tiene la carta ‘filtrada’ del vocal Costas, en la cual se advierten una serie de elementos ‘que afectarían el desarrollo eficiente de las elecciones’. Y que en tono de queja sugería reconducir la gestión; si acaso, entre líneas, no nos estaba anticipando su eventual renuncia de no cambiar el escenario en el Órgano Electoral”, aseveró.

“En otras palabras, el TSE emitirá la Convocatoria oficial para las elecciones generales ‘desmantelado’ institucionalmente, con una indisposición interna y con una expectativa popular negativa sobre su accionar”, expresó Barrios.

Dulon afirmó que “como punto cúlmine de deslegitimación” de la institución electoral están las “constantes señales políticas que otorga el TSE a través de su presidenta y de algunos vocales funcionales al MAS en cuanto al apoyo directo al Gobierno de Evo Morales”.

“Después de la concentración en el aeropuerto de Chimoré, por ejemplo, en donde claramente se hacía campaña política de manera descarada, el TSE no dijo absolutamente nada. Es más, justificó cualquier acción política de este tipo aduciendo que la fecha formal de inicio de campaña todavía no estaba establecida y que por lo tanto el TSE no tenía competencia para observar ningún tipo de acto que se parezca a una campaña”, explicó Dulon.

El experto también observó el caso del uso político de niños en actos políticos del Gobierno. El especialista detecta una trasgresión al Código, Niño, Niña y Adolescente, “que establece que no se puede ‘utilizar’ a niños para hacer este tipo de acciones políticas sin el consentimiento debido”.

El diputado José Carlos Gutiérrez, de Unidad Demócrata, afirmó desde “hace mucho tiempo” que esa fuerza desconfía del TSE. “Pero desconfiamos más todavía de aquella reunión que tuvo el Tribunal Supremo Electoral con Evo Morales, antes de las primarias… Todo nos hace pensar que hay una complicidad para que el MAS siga en carrera”, expresó el legislador.

David Ramos, diputado oficialista, aseguró que el MAS respeta la institucionalidad del TSE y criticó a la oposición porque –subrayó– siempre culpa a otras instancias de su fracaso.

Página Siete buscó una entrevista con Choque para conocer su postura y versión al respecto, pero desde el TSE indicaron que los vocales estaban en reunión y muy saturados de trabajo. Aseguraron que desde esta semana atenderían a los medios de comunicación.

Punto de vista

José Carlos Guitérrez, Diputado de UD

“No confiamos en el TSE”

Hace mucho tiempo, nosotros como fuerza de oposición no confiamos en el Tribunal Supremo Electoral. No confiamos desde la selección de los vocales en el Legislativo.

Desconfiamos mucho más todavía desde el momento de las renuncias de Uriona, de Exeni y mucho más cuando Sandoval sale con una carta precisamente confirmando todas las dudas que habíamos tenido como oposición.

Pero desconfiamos más todavía de aquella reunión que tuvo el TSE con Evo Morales, antes de las primarias. Y luego vino el rechazo de la denuncia que presentó el suscrito diputado… Todo nos hace pensar que hay una complicidad para que el MAS siga en carrera.

Punto de vista

David Ramos, Diputado del MAS

“Respetamos al Órgano Electoral”

Siempre seremos respetuosos de la institucionalidad que tiene cada uno de los órganos. En este momento, ahí tenemos nuestro Órgano Electoral, tenemos todas las instituciones constituidas y por supuesto que para nosotros tiene que haber un respeto recíproco de las instituciones públicas que tenemos.

En este caso, el Órgano Electoral lo único que cumplirá es administrar las elecciones. Van a estar veedores. Entonces de qué susceptibilidad podemos hablar. La oposición le mintió al pueblo, haciendo creer que desde la Unión Europea, la CIDH, EEUU tendrían una respuesta y ahora no saben cómo van a justificar y le echan la culpa al Órgano Electoral.

1) Evo revela cita con TSE

El 3 de septiembre de 2018, el presidente Evo Morales reveló –en una entrevista con El Deber– que se reunió en la residencia con los vocales, quienes le dieron a conocer el proyecto de ley de organizaciones políticas y que las primarias estaban previstas para este año.

El TSE replicó que el proyecto que remitió al Legislativo contemplaba que las primarias “debían ser de manera progresiva hasta 2024”. Pese a ello, el mandatario insistió en su postura. Unidad Demócrata denunció entonces “sometimiento” del Órgano Electoral al Gobierno.

2) Sólo militantes impugnan

El 29 de septiembre de 2018, Katia Uriona, entonces presidenta del TSE, hizo pública su disidencia al reglamento de las primarias. Argumentó que su postura obedeció a que el documento incluye “artículos centrales” sobre los cuales hubieron “posiciones diferenciadas”.

El 2 de octubre, el TSE informó que los vocales Antonio Costas y Dunia Sandoval –renunció en enero– expresaron su disidencia sobre artículos del reglamento; el que más se cuestionó fue el 40, que establece que sólo militantes pueden impugnar a sus candidatos y no cualquier elector.

3) Una corriente afín al oficialismo

El 1 de octubre de 2018, José Luis Exeni renunció al cargo de vicepresidente del TSE por motivos de salud. “Parto con tristeza, ciertamente, pero también con la satisfacción de la labor asumida en equipo durante este período”, dijo.

Tras su salida, salió a flote que en el Órgano Electoral se presentaba un “empate” entre dos corrientes: Los vocales llamados “institucionalistas” (Uriona, Costas y Sandoval) y los vocales considerados “afines” al oficialismo (María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani y Lucy Cruz).

4) “Estancamiento” en el TSE

El 22 de octubre de 2018, Katia Uriona dimitió a la presidencia del TSE. En su carta de renuncia afirmó que en “esta etapa” la Sala Plena llegó a “una situación de estancamiento en la toma de decisiones referida a temas fundamentales para el resguardo de la institucionalidad”.

Con la renuncia de Uriona, el Órgano Electoral Plurinacional quedó con cinco vocales y con una correlación de fuerzas favorable hacia el bando considerado “afín” al oficialismo (tres vocales), en desmedro del bloque llamado “institucionalista” (dos vocales).

5) El escándalo de las militancias ilegales

El 19 de noviembre, estalló un escándalo después de que el TSE habilitara la aplicación Yo participo. Muchos electores verificaron que figuraban como militantes de un partido sin haberse inscrito.

El Órgano Electoral apuntó a los frentes. “Nosotros no hemos hecho el listado, el levantado, las firmas, los nombres. No. Son los partidos que nos enviaron esa lista”, afirmó la vocal Choque.

El 22 de noviembre, centenares de electores interpusieron una denuncia ante el Ministerio Público contra los vocales por el caso de los registros ilegales.

6) La habilitación de Morales

El 4 de diciembre de 2018, el Órgano Electoral habilitó al binomio Evo-Álvaro, pese al resultado del referendo del 21 de febrero de 2016 y a lo que establece la Constitución Política del Estado, que dispone que esas autoridades sólo pueden ser reelectas por una sola vez de manera consecutiva.

Los vocales electorales que votaron a favor del binomio masista fueron Choque, Mamani, Cruz y Lidia Iriarte, quien fue posesionada en el cargo el 7 de noviembre. Los que expresaron un voto disidente fueron Sandoval y Costas.

7) TSE se declara incompetente

El 27 de diciembre de 2018, el diputado opositor Juan Carlos Gutiérrez interpuso una denuncia contra el Movimiento Al Socialismo ante el TSE por la supuesta difusión ilegal de una encuesta.

El trabajo de campo se publicó el 16 de diciembre, en tres medios, bajo el rótulo “Intención de voto para Evo Morales se mantiene en ascenso según encuesta de Ciesmori”.

No obstante, el 21 de enero de 2019, el Órgano Electoral declaró que “no tiene competencia” para pronunciarse sobre denuncias que no tengan que ver con las primarias.

8) Las revelaciones de Sandoval

El 30 de enero de 2019, Sandoval renunció a su vocalía por “los cambios de enfoque de la administración del TSE, expresados a través de renuncias y despidos”.

En su carta de dimisión reveló decisiones del TSE que favorecieron al MAS, como “la imposición” de que las primarias sean en enero, pese a que en Sala Plena se definió la aplicación progresiva hasta 2024; la habitación del binomio masista; y el rechazo a su propuesta de plantear al Legislativo suspender las primarias por ser “innecesarias” y costosas.

9) Más de 30 renuncias

El 11 de abril de 2019, este medio publicó una nota en la que informó que hasta esa fecha se registraban más de 30 renuncias y destituciones de personal del TSE.

El 5 enero, Costas denunció que destituyeron al Jefe de base de datos y al Jefe de seguridad tecnológica de infraestructura y redes de información. “Se puede generar una situación de desconfianza”, dijo el vocal, antes de afirmar que “la base de datos es el núcleo de información”, relacionada con el padrón, la seguridad y redes. “Se decidió poner a gente con mayor experiencia”, replicó Choque.

10) La carta filtrada de Costas

El 26 de abril, se filtró una carta de Costas, en la que comunica a sus colegas “tópicos” que dejan en evidencia que hay una “crisis estructural” en el TSE, y que ponen en riesgo la administración, de manera eficiente, de los comicios.

Entre las preocupaciones que manifestó el vocal están las renuncias y despidos de personal de la entidad, problemas en la disponibilidad de equipos para el empadronamiento, y carencia de una unidad de relacionamiento con las organizaciones políticas. Choque negó que haya crisis en la institución.

Pagina Siete.

Publicidad