Anapo reporta disminución de producción de trigo por sequía

La producción de grano de trigo de la campaña de invierno 2022 ha disminuido considerablemente, debido a los efectos de la sequía prolongada que se ha presentado de mayo a julio, informa la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo). Las ausencias de lluvias han causado un decremento en el rendimiento.
“Hemos tenido una producción de apenas 103 mil toneladas de grano, de las 118 mil hectáreas sembradas, con una productividad promedio de 870 kilos por hectárea. Esto constituye uno de los rendimientos más bajos de los últimos 25 años de producción de trigo en Santa Cruz”, asevera el Presidente de Anapo, Fidel Flores.
En comparación con el invierno anterior, se presenta una disminución del 8% en la superficie sembrada, una merma en productividad de 40% con los 870 kilogramos obtenidos por hectárea y una caída en la producción de 45% con las toneladas producidas.
«Con los niveles de producción obtenidos, los agricultores no han cubierto ni sus costos de producción y en muchos casos con pérdidas económicas cuantiosas, porque tuvieron rendimientos de apenas 500 kilos por hectárea», lamenta Flores.
Ya desde el año pasado, ante los pronósticos negativos sobre la intensidad de la sequía, Anapo tomó previsiones y en septiembre presentó al Ministerio de Medio Ambiente y Agua la solicitud -con toda la documentación técnica y legal- para proceder a la evaluación y aprobación del evento transgénico en trigo HB4 tolerante a sequía.
«Los productores necesitamos contar con esta tecnología lo antes posible para mitigar las pérdidas productivas y económicas de la sequía; de lo contrario se tiene el riesgo de disminuir la producción de trigo en el país y depender de la importación y/o contrabando de países vecinos», advierte el representante de los productores.
Acota que en Brasil y Argentina ya se ha aprobado esta tecnología para el consumo y la producción comercial.
Dijo que, en todo caso, tomando en cuenta que Argentina abastece de harina y grano de trigo al mercado boliviano, con seguridad en los próximos años el país consumirá productos provenientes de una producción de trigo HB4.
«Esperamos la aprobación de esta tecnología, que sería un aporte importante para afianzar la producción de trigo e incluso aumentarla para avanzar hacia la soberanía alimentaria del país», destaca el Presidente de Anapo,
Para la organización es importante complementar una agenda productiva con el Gobierno nacional, para establecer en conjunto otras acciones que incentiven la producción de trigo en el país.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más