FmBolivia
Radio FmBolivia

Tormentas afectaron a 32 de 36 ecosistemas chiquitanos

5

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El megaincendio forestal que, entre julio y octubre de este año, asoló la gran Chiquitania en Bolivia, fue uno de los eventos de quema extrema de mayor impacto ecológico de la última década, que afectó 32 de los 36 ecosistemas de Bosque Seco Chiquitano, Cerrado, Chaco y vegetación asociada a los humedales del Pantanal.

Algunos de estos incendios de sexta generación liberaron tal cantidad de energía que fueron capaces de modificar la meteorología del entorno, generando columnas de aire caliente que, al enfriarse en altas capas de la atmósfera, se desplomaron en forma de “tormentas de fuego” que multiplicaron los focos y extendieron las llamas a una gran velocidad.

Del 18 al 25 de agosto y entre el 7 y 24 de septiembre, en Roboré, en una franja situada al sureste, próxima al municipio de Charagua, se registraron, al menos, cinco tormentas de fuego que formaron pirocumulonimbus: grandes nubes de humo en la atmósfera, capaces de alterar el clima, señala un informe técnico realizado por la Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC).

Una de esas tormentas de fuego protagonizó un fenómeno nunca antes visto por estas latitudes, detectado desde el espacio exterior, vía satelital. La columna de fuego se inició al sur de Roboré y viajó a tal velocidad que en tres días llegó a Paraguay, manifestó Oswaldo Maillard, experto en sistema de información geográfica del Observatorio del Bosque Seco Chiquitano, integrante del equipo que llevó adelante el estudio.

“Fue una cosa impresionante. De hecho, un equipo internacional de científicos está analizando a qué se han debido los megaincendios de sexta generación en esta zona. Son incendios nunca antes visto a escala continental”, describió Maillard.

Un grupo de expertos de España, Argentina, Estados Unidos, Chile, Italia, que trabajó durante 60 días en el período de máximos incendios en la Chiquitania, publicó un reporte (Castellnou et al., 2019) que recoge la experiencia con el seguimiento tanto satelital como en terreno de estos eventos.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas