Suman denuncias de robo de cerebros de coche en zona Sur


El sábado anterior tres antisociales robaron 11 cerebros de vehículos parqueados a metros del colegio Franco Boliviano, el viernes se registró otro hecho similar en San Miguel. Los vecinos de la zona Sur reportan más incidentes similares. Ayer se repitió el ilícito en Alto Obrajes y en Següencomaa. Mientras tanto, Dirpove no se pronuncia.

“Buenas noches estimados vecinos, con tristeza les comunico que esta mañana (de ayer) a horas 11:15 en la puerta de mi casa ubicada en el Sector” B” (de Alto Obrajes) el automóvil de mi papá fue objeto de robo del cerebro, alternador, flujómetro y la parte superior del motor”, escribió Sergio en el grupo de vecinos de esta zona. Otro vecino reportó que le sucedió lo mismo en Següencoma, justo detrás del campo ferial Chukiago Marka.

Página Siete publicó ayer que una ola de robo de cerebros electrónicos de vehículos alarma a la zona Sur y el que inquietó a la ciudadanía fue el que se registró en inmediaciones al colegio Franco. “Uno de los padres de familia salió a recoger su auto, vio a tres antisociales por el lugar. Cuando fueron sorprendidos huyeron del lugar, el padre entró al colegio y nos avisó por un megáfono que estaban robando”, contó una de las víctimas.

Estos delitos no se cometen en la oscuridad de la noche, sino al mediodía como sucedió en el colegio de la zona Sur, mientras se desarrollaba un festival de música. El robo que se produjo ayer, según la víctima fue aproximadamente las 11:00. “El modus operandi como en muchos otros casos es: amarran con alambre la puerta de calle para tener tiempo suficiente y proceder a robar las partes”, afirmó Sergio.

La persona afectada pidió a sus vecinos que hubieran podido presenciar este delito o cuenten con cámaras de vigilancia dar información del vehículo en que escaparon los delincuentes. Además, su publicación también busca alertar al resto de los vecinos de la zona a tener más cuidado con sus vehículos “para evitar que estos momentos tan penosos puedan volver a repetirse”. Otros vecinos pidieron iluminación en las calles y mayor resguardo policial.

Estas partes de vehículo llegan a costar hasta 5.000 dólares. A una de las víctimas le aconsejaron que no active el seguro del auto y que tampoco denuncie a la Policía. Espera que se comuniquen con ella para “negociar y recuperar” el cerebro de su coche a un menor precio. Página Siete llamó a Diprove de la zona Sur desde el fin de semana. El viernes uno de los ayudantes dijo que atenderán el requerimiento periodístico el martes.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más