El Gobierno dice ahora que el FMI no dio un crédito, sino que devolvió una ‘cuota’ al país

57

El ministro Ortiz aclara que no se pagó ningún tipo de interés, sino un “costo financiero” de traspaso. Señala que el Estado tiene Bs 40.000 millones menos para gastos.

El desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) de $us 327 millones es la manzana de la discordia entre el Gobierno y el Legislativo. Ante el anuncio de la presidenta de la Asamblea Legislativa, Eva Copa (MAS), de un proceso contra la presidenta interina Jeanine Áñez y el ministro de Economía, Óscar Ortiz, éste aclaró que los recursos del organismo internacional no son un préstamo, sino la devolución de una “cuota de participación”.

Copa amenazó este miércoles a Áñez y Ortiz con un juicio por daño económico al Estado, un día después de denunciar que el desembolso del FMI se realizó pese a no contar con la aprobación del Legislativo, lo cual es una vulneración a la Constitución, y que el Ejecutivo pagó ya un interés de $us 1,6 millones. Refrendó estas acusaciones en una entrevista virtual con Radio Kawsachun Coca, en la cual mostró documentación sobre sus afirmaciones.

El referido “préstamo” provocó un conflicto entre el Gobierno y la Asamblea. Áñez exige los recursos para pagar el Bono contra el Hambre de Bs 1.000 que fue propuesto y avalado por los asambleístas del opositor Movimiento Al Socialismo (MAS), que dobló la oferta ante la propuesta presidencial del Bono Salud de Bs 500. La ley sancionada fue observada por la Presidenta. Pero Copa dijo que el tratamiento del asunto está en manos de los próximos asambleístas, elegidos en los comicios que se llevarán a cabo el domingo 18 de octubre.

Este miércoles, el ministro Ortiz, después de brindar un informe ante una comisión legislativa, aclaró que “lo que hay con el FMI no es un préstamo, sino la devolución temporal de nuestra cuota de participación, y quiero decir que es algo que se ha hecho con otros 72 países. Somos el único que está inviabilizando el uso de estos recursos. Aparte, éstos se encuentran en una cuenta especial, no se usaron por estas limitaciones de la Asamblea”.

Sobre el interés que se pagó, según Copa, la autoridad gubernamental indicó que es un “costo financiero porque se traspasó lo que son derechos especiales de giro, que es una canasta de monedas que administra el FMI, y el BCB con eso subió sus reservas. Mejor, la que causa un perjuicio al país es la Asamblea, al impedir utilizar esos recursos nos hace asumir un costo económico, un costo financiero, sin poder usar esos recursos para la reactivación del país”.

Dijo que este “bloqueo” a los desembolsos de organismos internacionales hacen que la falta de recursos se financie con lo que hay en el país, con un costo mayor al que se puede pagar por créditos internacionales. “Los ingresos son menores que los egresos del Tesoro General de la Nación. Por esta razón es dañina esta actitud de bloquear créditos internacionales y la emisión de bonos”, sostuvo Ortiz, quien volvió a alertar sobre los datos del déficit fiscal.

El déficit fiscal de la nación llegó a Bs 20.000 millones hasta medio año, cuando ese monto estaba presupuestado para todo 2020, advirtió Ortiz el martes. Añadió este miércoles que por decisión de la Asamblea, no se puede acceder a Bs 10.000 millones en préstamos y otros Bs 10.000 millones que debían ingresar a las arcas estatales por la emisión de bonos en el exterior. “Tenemos un gran costo por estas actitudes políticas que no están viabilizando recursos”.

Remarcó que, por ende, este efecto negativo asciende a Bs 20.000 millones que debían ser utilizados por la actual administración, que sumados a la caída en Bs 20.000 millones de los ingresos provocan un agujero de Bs 40.000 millones menos para gastos. “Es la realidad, y dije (a la comisión de asambleístas) que si hay dudas, si quieren mayor información, puedo venir las veces necesarias, pero dejemos de bloquear al país”, sentenció la autoridad.

LA RAZÓN