FmBolivia
Radio FmBolivia

Cecilia Chacón exige explicaciones sobre irregularidades en Tersa

1

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La concejal Cecilia Chacón (Sol.bo) exigió al ejecutivo municipal explicaciones sobre las irregularidades en las que incurrió la empresa Tersa, encargada del relleno sanitario de Alpacoma, después del desborde de líquidos lixiviados, que pone en riesgo la salud de la población. Entretanto, Achocalla ratifica su demanda de cierre del relleno y la justicia anuncia aplicar medidas cautelares contra el alcalde Luis Revilla.

“Aquí existe una respuesta ambigua de parte del Ejecutivo municipal, lo que, si podemos observar claramente que hay una serie de infracciones, de faltas que han culminado en poner en grave riesgo la situación de la salud pública, de ocasionar daños ambientales probablemente irreparables por parte de la mala administración de esta empresa”, dijo.

Explicó que entre las observaciones que evidenciaron, tras lo sucedido en el “desborde” de lixiviados hace dos semanas en Alpacoma, es que esas piscinas fueron habilitadas en otros terrenos contiguos a ese botadero, que no son de propiedad municipal, sino que habrían sido adquiridos por la empresa Tersa.

En ese contexto, precisó que el informe del director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Rubén Ledezma, no ofrece una respuesta clara en relación con la situación jurídica de las autorizaciones para el uso del relleno sanitario ni sobre el impacto ambiental, entre otros aspectos.

“En el tema del relleno de Alpacoma no podemos continuar posponiendo y ampliando plazos sin dar una solución, este es un tema que nos preocupa porque la próxima gestión no podría hacerse cargo de este tema”, argumentó.

Por otra parte, dijo que, en la sesión del viernes pasado, de acuerdo al informe del director de Asuntos Jurídicos, Fernando Velásquez, y de Mariana Daza, secretaria de Medio Ambiente de la Alcaldía de La Paz, se evaluará si se tomaron las previsiones correspondientes después de lo sucedido con ese «desborde» y si se hizo la fiscalización oportuna a la empresa Tersa.

“Se debe informar cuál es la razón por la que las sanciones administrativas previstas en el contrato con esa empresa privada establecen multas hasta 60.000 bolivianos, que parecen desproporcionales con un derrame de lixiviados de 2 millones de litros, cuál es el impacto de esto”, reflexionó.

Chacón afirmó que el nuevo colapso en el relleno sanitario de Alpacoma no es un “desajuste”, sino un derrame de lixiviados o líquidos derivados de la fermentación de la basura, por lo que se convocará a otras instancias del Ejecutivo edil para complementar toda la información que requiere el Concejo Municipal.

“Ha quedado claro que Siremu (Sistema de Regulación Municipal) no es capaz de brindar toda la información que se requiere”, acotó.

De acuerdo con Chacón, entre las contradicciones que causó preocupación en los concejales está las sanciones administrativas por el mal manejo de lixiviados, ya que es importante identificar primero la magnitud del incidente en Alpacoma antes de emitir cualquier criterio.

No obstante, señaló que referirse a un “desajuste” como lo hizo alcalde “no es el término correcto”, porque se tiene que hablar de “derrame” de lixiviados.

Consultado sobre este tema, el alcalde Luis Revilla, informó que la celda principal del nuevo relleno en Sak’a Churu ya está construida y resta es entregar los documentos de licencia ambiental a la Gobernación.

El lunes próximo vence el plazo que dio el municipio de Achocalla para el cierre del relleno de Alpacoma, pero al parecer eso le tiene sin cuidado al alcalde Revilla.

“No hay ninguna razón tenemos un relleno transitorio está acordado con la comunidad del sector que es Alpacoma que son los directos interesados y porque ahí además se tiene que construir la planta de tratamientos, a no ser que exista una razón política”, afirmó.

El pasado 29 de julio, un nuevo deslizamiento en el relleno sanitario de Alpacoma ocasionó el derrame de al menos 2.000 metros cúbicos de lixiviados, un segundo incidente en este año luego del mega deslizamiento de enero pasado.

PLAZO DE CIERRE

Entretanto, desde la Gobernación se informó que la Alcaldía tiene plazo hasta el 20 de agosto para el cierre definitivo del relleno sanitario de Alpacoma, que ha sufrido dos percances irremediables, y debe presentar un manifiesto ambiental y un proyecto para el funcionamiento del nuevo relleno de Sak’a Churu.

La Alcaldía de La Paz tiene que presentar la solicitud con todos los estudios técnicos correspondientes, para otorgar el manifiesto ambiental a Sak’a Churu, como corresponde.

La Alcaldía de La Paz solicitó a la Gobernación, en julio pasado, una nueva ampliación para el uso del relleno sanitario de Alpacoma, pero la pasada semana registró un nuevo deslizamiento que ocasionó el derrame de al menos 2.000 metros cúbicos de lixiviados, el segundo incidente que atenta contra el medio ambiente registrado este año y el tercero desde 2017.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas