Víctor Hugo Cárdenas considera que se usa la pobreza como un «bastión ideológico» para rechazar la educación virtual

142

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, consideró que se usa la pobreza como un «bastión ideológico» para rechazar la implementación de la educación virtual en Bolivia, que se impulsa para que los estudiantes continúen con su proceso de aprendizaje en el marco de la nueva realidad generada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

«Decir que la pobreza no permite que la educación virtual se desarrolle es una utilización de la pobreza como un truco, como un bastión ideológico, para otros fines; o decir que el curso de capacitación para docentes, (que se hizo con la participación de) más de 120 mil profesores, a cargo de Microsoft, Google Educator y Cisco, fue (una instrucción realizada por) agentes del imperialismo y capitalismo son críticas ideológicas fuera de lugar», manifestó.

La autoridad agregó que la educación se ha utilizado en los últimos 14 años como un «sistema de adoctrinamiento político» de estudiantes y en ese marco incluso se promulgó la cuestionada Ley «Avelino Siñani – Elizardo Pérez» durante la pasada gestión gubernamental para precisamente adoctrinar a estudiantes.

Es así que, por ejemplo, «en las normales de Bolivia más del 70% (de su contenido) enseñaba el socialismo marxista y menos del 30% se trataba de educación didáctica y pedagógica, eso no puede ser, entonces nosotros hemos afectado esos intereses (y por eso ahora) están amenazando con huelgas y hay oposición a la educación virtual», sostuvo Cárdenas.

Asimismo, identificó «la preocupación por el cambio» como otro de los factores de rechazo a la educación virtual. Pues «es bueno hablar del cambio cuando no le afecta a uno. Entonces hay gente que no quiere que haya educación virtual a pesar de que está usando un teléfono de última generación y está con una computadora, pero esa es una actitud de sólo oponerse y de negar el avance de la educación boliviana», agregó Cárdenas, en entrevista con Cadena A.

La autoridad gubernamental hizo estas declaraciones después de que algunos dirigentes de los maestros y otros sectores mostraron su desacuerdo con la aplicación de la educación virtual porque consideran que alentará una «educación elitista» debido a que no todos los estudiantes tienen acceso al servicio de internet.

Sin embargo, Cárdenas reiteró que hay varias formas de encontrar soluciones ante cualquier problema y el Gobierno está trabajando en ello. Incluso en casos extremos de familias que no tienen dinero para comprar celulares modernos, computadoras, ni megas «ahí tenemos que pensar (…) cómo proveerles computadoras y si hay que comprar esos aparatos hay que hacerlo porque la orden de la presidenta (Jeanine Áñez) es que esta educación virtual y la modernización educativa no debe perjudicar absolutamente a nadie, no debe generar ni una familia perjudicada, ni un maestro despedido, ni un centro educativo cerrado», apuntó.

/EC/ABI