Sin control en fronteras, Pando se suma a la situación crítica del oriente del país

De no registrar casos positivos de Covid-19, Pando subió en dos días a 66 infectados y registró tres muertos por el virus. Con este panorama se suma a la situación crítica de los departamentos del oriente boliviano, Santa Cruz y Beni. De acuerdo con médicos, autoridades locales y expertos, una de las razones del incremento de positivos es la falta de control en las fronteras, en especial por el flujo de contrabandistas que entran y salen con una variedad de alimentos, material de limpieza e higiene personal sin las medidas de bioseguridad.

“Cuando se cerró la frontera por completo (las personas) continuaron llegando con los alimentos y los productos de limpieza de contrabando. Las personas usaban caminos ilegales de herradura, incluso pasan al lado boliviano por ríos para traer huevos, quesos, aceites, cepillos dentales y cerveza. Ellos trajeron también la enfermedad”, contó uno de los funcionarios de la Alcaldía de Cobija que prefirió mantener su nombre en reserva.

Desde el inicio de la pandemia -hace tres meses- los departamentos del oriente boliviano fueron los más golpeados por Covid-19. Santa Cruz registra cerca de 9.000 infectados y más de 200 muertos por el virus. De guardar un silencio epidemiológico de más de 40 días, Beni ya reportó más de 2.500 y 124 decesos. Este panorama es diferente en comparación con las regiones del occidente del país como La Paz que sumó más de 700 positivos y más de 35 muertos u Oruro que tiene más de 260 pacientes confirmados y más de 20 decesos.

Hasta la anterior semana, Pando reportó sólo nueve casos. El sábado sumó 24 y de forma súbita el domingo llegó a los 65 infectados. Este hecho causó alarma en la población. “El paciente número 13 era un contrabandista. Fue al Abasto (la principal zona comercial) y fue quien contagió a muchas personas. Por eso ya nadie quiere ir a este mercado”, relató el funcionario.

Antes de la pandemia, los bolivianos podían cruzar libremente la frontera hacia Brasil para comprar alimentos y materiales de limpieza a precios bajos. Los brasileños llegaban al territorio nacional para comprar electrodomésticos y línea blanca. Pero por el brote del virus se cerró la frontera y los pasos ilegales se incrementaron pese a los riesgos de contraer la enfermedad. Por ejemplo, en el Acre, Brasil, ya se registran 6.600 casos positivos.

Wilson Salazar expresidente del Colegio Médico de Pando indicó que el contrabando es uno de los factores del incremento de casos de Covid-19 en la región. “Las personas circularon por allá (Brasil), es decir que se trasladaron al país vecino para comprar productos. Así llegaron los casos positivos y en muchos casos no se sabe quiénes son sus contactos”, explicó.

El profesional trabaja en el hospital de segundo nivel Roberto Galindo de Cobija. “No tenemos las condiciones para la atención. Tenemos a casi todo el (personal) de servicio de medicina interna aislado por atender a pacientes sospechosos. No hay muchos médicos”, explicó.

Según Salazar, en este hospital no son ingresados los pacientes con coronavirus. Todos son derivados a un centro de salud. “Los positivos son atendidos en un establecimiento de primer nivel”, dijo y contó que este nosocomio será equipado con respiradores. Pidió que “con urgencia” se pueda habilitar el hospital de tercer nivel y aseguró que la obra está casi concluida. “Sólo falta voluntad para la entrega. Dijeron que faltan detalles y ya no indicaron nada más”, dijo.

De acuerdo con el médico, en 2018 se aprobó una ley que destinó 67 millones de bolivianos para el equipamiento de este centro, pero hasta la fecha no se concluyó la obra. “El único paciente grave que atendimos falleció. No nos dio tiempo para nada. Tenemos el equipo de terapia, pero no los profesionales”, dijo. “Sólo hay dos de este tipo de especialistas en todo Pando y los médicos generales están apoyando en la terapia intensiva”, afirmó.

Pando en contagio comunitario

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Pando Kuniaki Murakami informó que en este departamento ya se encuentran en una etapa de contagio comunitario. Indicó que buscan controlar y mitigar la proliferación del virus. “Tenemos varios componentes: rastrillaje por una semana continua y se verá la posibilidad de que se pueda encapsular el departamento, en especial en los barrios que tienen mayor número de casos positivos. (Se aplicará) no sólo en Cobija, sino en todo el departamento”, explicó.

Murakami sostuvo que las autoridades departamentales deberán dar un tiempo a la población para el abastecimiento de alimentos. Explicó que decidieron iniciar el tratamiento a los nexos primarios con sintomatología y a todos los pacientes sospechosos para evitar más contagios. Adelantó que en caso de que un paciente dé positivo, recibirá un kit preparado para atender estos casos.

El director del Sedes dijo que desde el fin de semana implementaron un laboratorio para analizar en su propia región los casos positivos. Este centro de análisis fue instalado en el hospital de tercer nivel. Según Salazar, este equipo es único que se pone en marcha en este nosocomio.

Las tareas y la situación del área de salud

Emergencia El jefe de la Unidad Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Virgilio Prieto alertó que si se llega a los 100 mil casos, en el sistema de salud no habrá abasto. “Es increíble que en nuestro país (…) se pueda apedrear y sacar a nuestros colegas de los servicios de salud, hay una intolerancia muy grande, (pero) todos debemos unirnos porque si llegamos a los 100 mil (casos) realmente no van a alcanzar los servicios de salud, ni los cementerios ni las funerarias”, dijo Prieto.
Plan El sábado, durante un informe presentado sobre las actividades desarrolladas frente a la pandemia, la ministra de Salud Eidy Roca estimó que hasta el mes de julio los contagios de Covid-19 podrían llegar a 100 mil casos. “Si llegamos a 100 mil, tendríamos entre 4.000 y 7.000 fallecidos, entonces es demasiado grave (esta situación y por eso) debemos luchar entre todos”, insistió.

Pagina Siete

Los comentarios están cerrados.