Municipio aprobó Manual de Diseño Vial de La Paz

15

Después que el DIARIO advirtiera el mal estado y la precariedad de la infraestructura vial de la ciudad de La Paz, el municipio paceño presentó el Manual de Diseño Vial de La Paz, que se constituye en un referente de datos para una debida intervención en espacios públicos,

Según el estudio, en el municipio de La Paz la infraestructura vial es de 598,8 kilómetros, la zona Sur tiene el 24 % con 144,3 kilómetros, informó el secretario municipal de Movilidad, Ramiro Burgos.

El estudio detalla también que del total de la infraestructura vial, el 64 % está con pavimento asfáltico. Solo el 10,6 %, en los siete macrodistritos, presenta superficie de tierra o ripio.

En la zona de Cotahuma hay 83,1 km en infraestructura vial, en Max Paredes 82,1 km; en Periférica 97,5 km, en San Antonio 78,5 km. En tanto, en Mallasa 74,4 km y en el Centro solo 38,9 km.

La operatividad de las vías y calles del municipio responden a algunos factores como la jerarquía funcional, altas pendientes de las vías, saturación del transporte público con vehículos de poca capacidad e incremento de la cantidad de unidades para cubrir la demanda de pasajeros, según refiere el estudio que fue desarrollado con la Cooperación Suiza y Swisscontact.

El estudio también refleja datos sobre el ancho de las vías que se cuenta en la urbe, el 47,18 % de la red vial cuenta con anchos menores o iguales a 6 metros, mientras que el 33,27 % presenta anchos de vía entre 6 y 8 metros y sólo el 19,55 % cuenta con anchos menores a los 6 metros.

La preservación de la infraestructura vial responde al cuidado de la superficie, al mantenimiento y es parte de la responsabilidad de la ciudadanía.

Otros factores inciden en el deterioro, como por ejemplo el climático. La gestión municipal de la infraestructura vial tropieza con el sistema de alcantarillado que administra Epsas puesto que las fugas por rotura de ductos provocan filtración en el terreno y esto ocasiona los hundimientos o colapsos.

El manual de diseño vial refleja que 10,1 % de las vías está en muy mal y mal estado, el 77,1 % está en condición regular y el 11,4 % en condición buena y muy buena.

DESCUIDO DE VÍAS

No es la primera vez que EL DIARIO advirtió sobre la precariedad y falta de mantenimiento de la infraestructura vial de la ciudad “maravillosa”.

Hundimientos, baches, huecos, desgaste prematuro de la capa asfáltica, “lomos de burro”, adoquines en mal estado, baldosas de veredas descuidadas, falta de señalización urbana, sumideros tapados, son el común denominador de calles y avenidas del centro de la capital y la situación es peor en los barrios.

Desde la Periférica pasando por la Max Paredes, San Pedro, Sopocachi y Miraflores, Villa Fátima, Villa Copacabana, Villa Armonía, Alto Obrajes, Obrajes, Irpavi, Calatoco, Achumani, Cota Cota, Mallaza, el problema es recurrente: falta de mantenimiento en calles y avenidas.

En la zona Max Paredes, los baches se extienden por la calle Chuquisaca, Boquerón, Graneros, Gran Poder, Eloy Salmón, Bueno, entre otras.

En pleno centro paceño, desde la avenida Montes, Mariscal Santa Cruz, 16 de Julio, 6 de Agosto y Arce hasta llegar a San Jorge, la capa asfáltica presenta profundas deformaciones “lomos de burro” y baches.

El mismo problema se evidencia en la zona de Sopocachi. En las calles Sánchez Lima, Ecuador y Belisario Salinas tienen baches y rajaduras, que pueden alcanzar grandes dimensiones.

En Villa Fátima y Villa El Carmen, las avenidas De las Américas y Ramiro Castillo, entre la plaza Villarroel, el barrio Minasa y la tranca de Urujara, las calles se encuentran descuidadas y carecen señalización.

En el trayecto de la calle 1 hasta la 17 de la zona de Obrajes, se pudo evidenciar que las vías, también se encuentran en pésimo estado, por falta de mantenimiento. Las aceras están en un completo abandono, muchas de ellas han perdido adoquines y asfaltos, una realidad catalogada por la misma Alcaldía como barrio residencial.