Hospitales de Trinidad colapsan, el personal se retira y autoridades comienzan a equiparlos

197

En 19 días, Beni pasó a convertirse en la segunda región con más casos, al reportar 312 pacientes, por debajo de Santa Cruz, que tiene 1.387. Esperan la recuperación de los más de 30 médicos y enfermeras aislados por el virus. A la entrega del esperado laboratorio, hoy se sumaron nuevos equipos

La situación en Beni es una de cal y otra de arena. La buena noticia es que por fin llegaron los insumos para fortalecer la sala de terapia intensiva del hospital Presidente Germán Busch de Trinidad. La mala es que tanto este hospital como el Centro Centinela de la capital beniana ya no dan abasto para más pacientes, y solo trabajan con el 40% de su personal ante la baja de una treintena trabajadores, que forman parte del personal de salud, contagiados y sospechosos de Covid 19.

El director del Sedes de Beni, Jorge Gómez, se lamentó al indicar que esa es la realidad de la población beniana, que en pocos días pasó a convertirse en la segunda región con más casos de Covid-19, con 312 pacientes infectados, superando a La Paz, que tiene 294, y solo por debajo de Santa Cruz, que cuenta con 1.387 contagios. 

Nuestro sistema de salud ha colapsado. Esa es nuestra realidad. Estamos peleando por la gente, por los ciudadanos. Desde el domingo venimos pidiendo ayuda. Por fortuna, varios de los médicos afectados se están recuperando, esperemos que sea pronto, porque los necesitamos. Lamentablemente, no contamos con un hospital de tercer nivel, solo con el Germán Busch y salas que no estaban preparadas. Uno de lo de mejores equipados es el Materno Infantil, pero no es suficiente”, relató Gómez.

El galeno explicó que se necesita por lo menos unos 25 médicos, mientras que de enfermeras por los menos unas 50, porque cada una atiende de ocho a dos pacientes.

Una de las principales demandas de los centros de salud en Beni es la de un laboratorio para realizar las pruebas de Covid-19 a los ciudadanos, puesto que hasta el momento todas se las realizan desde el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) en Santa Cruz.

El viernes, la presidenta Jeanine Áñez entregó un equipo de laboratorio molecular PCR, para realizar pruebas y detectar el coronavirus en el hospital Germán Busch de Trinidad. Directivos del centro anunciaron que se espera comenzar a procesar las primeras pruebas en las siguientes horas, luego de que se integren al trabajo el personal del Sedes, que fue capacitado para tal fin en Cenetrop.

Por su parte, el gobernador de Beni, Fanor Amapo, entregó este sábado equipamiento médico hospitalario, por un monto de Bs 2,4 millones para fortalecer la unidad de terapia intensiva del Germán Busch. 

En el acto estuvieron presentes los ministros de Justicia, Álvaro Coímbra, y de Energías, Rodrigo Guzmán.

Se trata de dos máquinas de anestesia, configuradas para que funcione como ventilador y anestesia, pantalla del ventilador de 15 pulgadas y modos ventilatorios simples y duales, siete bombas de infusión volumétrica continua, un ecógrafo con tres transductores (lineal, convexo y sectorial), un carro de paro con monitor desfibrilador, un equipo de rayos X portátil, un set de laringoscopio para adulto, un set de reanimación para adulto, siete aspiradores quirúrgicos portátiles, siete monitores con capnografía, cinco camas eléctricas de cinco movimientos exclusivas para terapia intensiva y dos camillas de emergencia de última tecnología.

Amapo destacó el trabajo coordinado entre los tres niveles de Estado “en favor de la salud en estos días difíciles donde los pueblos del mundo están siendo azotados por la pandemia del coronavirus”.

El director del hospital Germán Busch, Marcos Rojas, destacó que se haya atendido la demanda oportunamente, tomando en cuenta las condiciones en que se enfrenta la emergencia por el coronavirus.

El primer caso en Beni se detectó el 26 de abril. Y en un corto tiempo se ha llegado a 65 infectados por 100.000 habitantes, mientras que Santa Cruz tiene 41 y Oruro 21 por cada 100.000.

El Deber