Hugo Salvatierra admite que su hija también es chilena

El padre y exministro de Desarrollo Rural y Tierras, Hugo Salvatierra, confirmó que su hija, Adriana Salvatierra, actual presidenta de la Cámara de Senadores, tiene también nacionalidad chilena. Explicó que ella se registró hace 11 años cuando tuvo que “escapar” a Chile por los disturbios en Santa Cruz.

En 2008, acontecieron varios disturbios en los departamentos del oriente de la nación (Santa Cruz, Beni y Pando), más Chuquisaca, entre los grupos de la denominada media lugar y los afines del Movimiento al Socialismo (MAS). Incluso, en las regiones mencionadas, los autonomistas tomaron varias instituciones.

“Seguramente cuando ella estuvo junto a su familia materna, ejerció ese derecho y sacó su RUN (chileno)”, declaró Salvatierra a radio El Deber. Acotó que la senadora no puede asumir cargos públicos en el vecino país, pero sí está habilitada para sufragar.

El exministro señaló que su progenie nació en la urbe cruceña, en la maternidad Percy Boland, y que ella tiene doble nacionalidad porque su madre es ciudadana chilena. “En la legislación boliviana es necesario ser boliviano de nacimiento y Adriana lo es”, detalló.

El fin de semana, luego de que el periódico La Tercera publicara una nota en el que detalla que la progenitora de la senadora es de Chile, surgieron varias críticas de la población, quienes rechazan ser gobernados por una legisladora de que tiene también la nacionalidad chilena.

Parlamentarios de la oposición pidieron a Salvatierra que renuncie a su nacionalidad chilena o deje el cargo de presidenta del Senado, porque en caso de que el Presidente y Vicepresidente del país se ausentes al mismo tiempo, renuncien o mueran, Salvatierra tendría que asumir la jefatura de Estado lo cual “sería una afrenta contra todos los bolivianos” por todos los antecedentes históricos entre Bolivia y Chile.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más