Funcionaria: Lidia Iriarte alistó su salida de La Paz dos días antes de la renuncia de Evo Morales

10

La secretaria de Lidia Iriarte reveló que la exvocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) alistó su salida de La Paz desde dos días antes de la renuncia de Evo Morales. La funcionaria señaló que la exautoridad hizo preparar una serie de documentos para sacarlos de la institución y solicitó que le compren un pasaje de avión con destino a Cochabamba, y sin retorno, para el 9 de noviembre.

“El viernes 8 de noviembre de 2019, (la exvocal Iriarte) me pidió que se lo haga emitir su pasaje para Cochabamba para el día siguiente. Su vuelo era a las 7:00 de la mañana del sábado (…). También me pidió ese mismo viernes que le entregara al chofer sus documentos que ella me decía que eran importantes”, indicó la secretaria de Iriarte, según la declaración informativa a la que accedió Página Siete.

Entre los documentos requeridos por la exvocal, la secretaria detalló los siguientes: “Estaban todo el proceso de designación de oficialías de Registro Civil, fotocopias de las resoluciones que ella firmó todo el tiempo que estaba trabajando desde noviembre de 2018, resoluciones de sala plena, fotocopias de actas sin firma, después estaban los informes de Neotec”.

La funcionaria indicó que esa información también fue grabada en un dispositivo USB, que ella le entregó a Iriarte. En el caso de los documentos, la secretaria dijo que la exvocal le pidió que los entregara a su chofer.

En cambio, Iriarte sostuvo -en su declaración del 20 de diciembre- que ella le llamó a su chofer para solicitarle que le envíe un documento que había dejado olvidado en el vehículo asignado por el TSE, y que le serviría para solicitar “medidas cautelares”.

“Como había pedido permiso del notariado, le pedí a mi chofer que me dé la certificación que dejé en el vehículo que me asignaron, que me entregara ese documento, pero él me dijo que eso tenía un costo económico, le dije que era un papel sólo de interés mío (…). Necesitaba ese papel para solicitar las medidas cautelares”, testificó Iriarte.

La secretaria señaló que el pasaje a Cochabamba para Iriarte sólo era de ida y que la exvocal le dijo que se iba a comunicar con ella para que haga “emitir” su pasaje de retorno. La funcionaria aseguró que el 8 de noviembre fue el último día que la vio.

En su declaración ante la Fiscalía, Iriarte admitió que viajó al Chapare y dijo que cuando se enteró que el Ministerio Público emitió una orden de aprehensión en su contra, intentó regresar a La Paz. Aseguró que le pidió a su secretaria que compre el boleto de retorno, pero que la servidora pública le respondió que no podía debido a los conflictos.

“Por las redes sociales me enteré que tenía mandamiento de apremio y llamé a mi secretaria para que me consiga un boleto de avión para última hora, ella no quería comprarme el pasaje. En ese momento, el fin de semana, había ido al Chapare porque no era día laboral. Viajé al Chapare y es de ahí que llamo a mi secretaria para que me consiga un vuelo a la ciudad de La Paz, para venir a entregarme, pero mi secretaria me dijo que todo estaba bloqueado y no se podía”, señaló.

El 7 de enero, el abogado de Iriarte, Alfredo Stívariz, se excusó de brindar declaraciones sobre el caso. “Para no entorpecer la investigación y por ética con mi cliente, no puedo declarar”, manifestó el jurista a este medio.

Datos sobre Iriarte

Posesión Lidia Iriarte fue la única vocal suplente del TSE que quedó de los seis que fueron nombrados en 2015. Los cinco suplentes presentaron su renuncia. Ella asumió la titularidad después de la dimisión de Katia Uriona y José Luis Exeni. Fue posesionada como vocal del TSE el 7 de noviembre de 2018.
Detención El 21 de diciembre la justicia determinó recluir a Iriarte en el penal de Miraflores. Fue la última de los vocales del 20-O en ser capturada. Fue buscada más de un mes.

Pagina Siete.