Con ayuda de los Chikis, vuelven los PumaKatari y no se rinden

18

Los ChikiTiti salieron al rescate de los PumaKatari quemados y permitieron que se repongan las siete rutas de servicio de transporte municipal desde ayer. “Verlos arder fue como perder a un miembro de mi familia; ahora hay fiesta porque han vuelto”, dijo emocionada una vecina. En su estreno, los “hermanos menores” de los Pumas recibieron aplausos y muestras de cariño.

“Nos han golpeado en aquello que más queremos y lo que más amamos (…). Pensaron que quemando 66 PumaKatari iban a acabar con nuestro sistema de transporte. Ellos no sabían que los paceños nos levantamos siempre, que sobrevivimos a la adversidad y nos sobreponemos a las dificultades”, declaró ayer por la tarde el alcalde Luis Revilla en el atrio de la iglesia de San Miguel en la zona Sur.
Un niño se disfrazó de PumaKatari en la zona Sur.

El discurso edil cerró una maratónica jornada que comenzó a las 6:30 con el restablecimiento de las siete rutas de los PumaKatari. Ello, tras el ataque vandálico, fue posible gracias al apoyo de la nueva flota de ChikiTiti.

El pasado 10 de diciembre, tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, grupos violentos del Movimiento Al Socialismo (MAS) atacaron los garajes de Achumani y Chasquipampa e incendiaron 64 buses. Otros dos fueron dados de baja esta semana y así subieron a 66 los motorizados que quedaron completamente inutilizados.

“Verlos arder fue como perder un miembro de mi familia”, recordó Laura M., una de los cientos de personas que acompañaron ayer el restablecimiento del servicio. “Tantas veces los Pumas me llevaron a la zona Sur por sólo 1,50 bolivianos (tarifa preferencial) que lloré esa noche. Pero verlos partir de nuevo me causa tanta alegría”, comentó.

El Gobierno municipal contaba con una flota de 174 buses PumaKatari a los que se sumaron este año otros 39 ChikiTiti. Con esta flota, la comuna preveía implementar cuatro nuevas rutas hasta fin de año. Sin embargo, la destrucción de los 66 buses impidió que se concrete el plan.

Gracias “a los hermanos menores de los Pumas”, como los llamó el alcalde Luis Revilla, el restablecimiento del servicio comenzó en Caja Ferroviaria, donde los vecinos, pese al frío y las amenazas de lluvia, salieron de sus casas a dar la bienvenida a los ChikiTiti, que traducido del aymara significa gato inteligente.

Los ciudadanos prepararon chocolate caliente y masitas que, a manera de desayuno, sirvieron a los conductores, anfitriones y a las autoridades ediles que ayer madrugaron. “Los ChikiTiti salieron al rescate”, remarcó el alcalde Luis Revilla.

El dirigente de Caja Ferroviaria, Luis Fernando Manrique, recordó que la noche del 10 de noviembre, al ver las primeras imágenes de los buses incendiados en la zona Sur, los vecinos salieron a defender a los Pumas que estaban en su zona. “Desde los cerros vinimos a cuidar a consciencia este patio. Querían hacer estragos acá, fueron noches de terror”. Narró cómo hicieron barricadas y se turnaron para mantener una vigilia toda la noche.

De manera simultánea, los buses repusieron ayer las rutas Salomé, Irpavi II, Inca Llojeta, Chasquipampa, Achumani y la Integradora. En cada uno de los recorridos eran recibidos con aplausos, carteles de bienvenida y arengas como muestras de afecto de la ciudadanía.

Poco antes de las 9:00 Revilla llegó hasta la plaza Alonso de Mendoza para abordar otro bus rumbo a la Periférica y Miraflores. De allí se dirigió a la plaza Camacho, donde se realizó el acto central. El burgomaestre y centenares de ciudadanos hicieron una ofrenda a la Pachamama. Después, vecinos y autoridades compartieron un apthapi con artesanos y comerciantes.

En el escenario principal hubo un show de danza y música, donde el cantautor Luis Rico presentó un tema dedicado al PumaKatari. “Todos miramos al cielo mirando al tata Illimani / nuestras voces como el trueno / es nuestro el PumaKatari”, decía una de las estrofas del artista.

Luego, Revilla pidió a los ciudadanos cuidar a los ChikiTiti como lo hicieron con los PumaKatari. “Así durarán más de los 20 años que tienen de vida útil y seguirán siendo el mejor sistema de transporte del país (…), porque cuentan con algo que no tienen otros sistemas de transporte de Latinoamérica o el mundo, que es este cariño, apego, identificación, respeto, amor y educación ciudadana que simboliza el PumaKatari”, remarcó el Alcalde.
Los ChikiTiti prestan el servicio en todas las rutas.

El primer chofer del Chiki

Orgulloso y feliz, Max Nina Chui fue el primer conductor en manejar a un ChikiTiti en una ruta comercial desde Caja Ferroviaria hasta la plaza Churubamba. Contó que estuvo más de un mes sin manejar y que el regresar a las calles es un alegría para él, su esposa y sus cuatro hijos.

Nina ya considera al ChikiTiti parte de su familia. “La noche de la quema estaba en mi casa, luego salí a defender los Pumas en Villa Salomé porque nos enteramos de que querían quemar todos los patios. Nos sentimos muy mal al enterarnos de lo que hicieron porque son del pueblo”, dijo.

Esa fatal noche, los buses de Villa Salomé comenzaron a escapar raudos para evitar ser incendiados. Uno de ellos se quedó en Pampahasi, ante la alerta de que una turba estaba incendiando el retén policial que se encuentra a uno de los extremos de la planta de tratamiento de agua “Samapa”. El conductor hábilmente introdujo el bus en una calle paralela para evitar agresiones.

Los vecinos salieron con mantas, cartones y comenzaron a camuflar al bus. Otro de los vecinos sacó su camioneta y una escalera y destrozó dos luminarias para que la vía quede en penumbras. La turba pasó por la vía principal y no vio al bus que, al final, logró escapar de madrugada.

Ayer, se restablecieron las rutas con el grito unánime: “Orgullosos, valientes y libres. ¡Unidos nada nos detiene!”. “Los hemos extrañado”, decía don Juan Flores en la zona Sur.
Una de las tarjetas conmemorativas del PumaKatari.

“Chiki al rescate”, las nuevas tarjetas

El servicio de Transporte Municipal lanzó las nuevas tarjetas, en tres distintos modelos, para conmemorar la destrucción de los buses PumaKatari y la ayuda que prestan los ChikiTiti.

“Hemos decidido, en relación con los eventos vandálicos, hacer tres tarjetas conmemorativas que nos permitan recordar este momento de inflexión. No estar tristes, sino volver con más fuerza y que el hermano menor dio una mano al PumaKatari”, dijo el director general de La Paz Bus, Edward Sánchez.

Dos de las tarjetas son caricaturas; en la primera y más vistosa se observa al Puma y al Chiki como el dúo dinámico de los cómics; con capas imitando a los superhéroes Batman y Robin; la segunda muestra al Puma cobijando al Chiki, que desde ayer salió nuevamente a las calles de La Paz. En ambos casos llevan la frase: “Puma herido, Chiki al rescate”. En la tercera se aprecia cómo uno de los Pumas sale en medio de otros que fueron quemados el pasado 10 de noviembre.

Estas tarjetas están a la venta en todos los puntos de La Paz Bus y se pueden comprar por 20 bolivianos, con 10 bolivianos de recarga.

El funcionario municipal informó que también podrán hacer la recarga de las tarjetas dentro de los buses y que en poco tiempo llegará a tener el 100% de cobertura.

Pagina Siete.