RIN caen por debajo de $us 4.000 MM y divisas suman menos de $us 1.000 MM

En los primeros nueve meses del año las reservas internacionales netas (RIN) cayeron en 20%, al pasar de 4.753 millones a 3.844 millones de dólares. El 75% de ellas se encuentran en oro y sólo se pueden emplear previa autorización congresal, y el restante se encuentra en divisas. Expertos advierten que esta reducción se produjo por el pago del subsidio a los hidrocarburos y el alto nivel de la inversión pública.

Según la información estadística semanal, que emite el Banco Central de Bolivia (BCB), a finales de diciembre de 2021 las RIN se hallaban por los 4.753 millones de dólares y las divisas ascendían a los 1.648 millones. Estas cifras fueron bajando de forma gradual hasta medio año; a finales de julio las RIN llegaban a 4.301 millones de dólares y las divisas se hallaban por los 1.312 millones. Sin embargo, este segundo indicador cayó a 866 millones para finales de agosto, un mes después.

El economista Gabriel Espinoza advirtió de esta caída “con el último dato disponible” por el BCB. “Mientras la atención está centrada en la mesa técnica del censo, las RIN estaban en 3.833 millones de dólares, de los cuales sólo 998 (millones) son divisas. En lo que va del año se han perdido 921 millones de dólares de las RIN”.

Las RIN comenzaron a escalar desde 2005 hasta llegar a los 15.123 millones de dólares en 2014. En este punto, el expresidente Evo Morales comenzó a emplear el dinero en proyectos productivos. Transcurridos casi ocho años, las RIN llegaron a casi una quinta parte. Espinoza informó que la caída que registró este año se produjo por el incremento del pago de las importaciones del sector público o la inversión pública y el pago del subsidio a los hidrocarburos.

“Como se advirtió al Gobierno a finales del 2021, cuando se trataba el Presupuesto General del Estado (PGE), había una tendencia al alza en el precio del petróleo. El gobierno de Luis Arce lo subestimó porque junto con la invasión de Rusa a Ucrania se fue disparando el costo de estos carburantes “en los últimos meses”, afirmó el profesional.

Agregó que una serie de efectos fueron “golpeando” las reservas internacionales, como por ejemplo que el precio del oro comenzó a reducir su valoración y Bolivia, al tener una gran parte de las reservas en este mineral, también sufre estos efectos contables en estas caídas.

¿Qué puede hacer el Gobierno? Para Espinoza, el Gobierno está apuntando al crecimiento de la reservas a partir de la compra de oro en el mercado local. “Esta es la única medida que observamos de parte del Estado, para intentar fortalecer la reservas. No es una de la mejores, sobre todo en un contexto inflacionario muy grande. El BCB compraría oro en el mercado interno y esto significaría meter una gran cantidad de bolivianos al circuito económico” y eso podría generar mayor inflación.

Para que los bolivianos no se transformen en dólares y neutralice la compra de divisas; el Gobierno, según el experto, debería introducir restricciones cambiarias. “Algo que luchamos por mantener después de la inflación. En perspectiva, la herramienta que está apostando el Gobierno podría generar muchos problemas, además, de los pésimos incentivos en la explotación de oro y con todos los costos ambientales”.

Gonzalo Chávez, analista económico, advirtió de una “caída sistemática” de las reservas internacionales desde 2014. “No nos olvidemos que estos 3.833 mil millones de dólares; (un 26%) 998 de millones están en divisas, en dinero y el resto en oro. Esto es más serio porque es ese monto del que se puede disponer en el corto plazo”.

Chávez precisó que las reservas que están en oro no pueden ser dispuestas por el BCB. “Se quiso hacer una normativa meses atrás para permitir que el BCB venda o pueda hacer operaciones con el oro. Pero por el momento no puede tocarlas, sólo tiene disponibilidad en divisas. Eso muestra la fragilidad con que el Gobierno sigue perdiendo las reservas y éstos se destinan para aumentar inversión y gasto público. Las reservas están financiando al Gobierno boliviano de diferentes maneras”.

Calificó ello como “preocupante” porque genera una presión al tipo de cambio. “Ahora que estamos en la crisis del censo no salieron las exportaciones por bloqueos, debe haber una mayor demanda de dólares”.

Continua caída

Evaluación De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Banco Central de Bolivia (BCB), de enero a junio las exportaciones sumaron 7.012 millones de dólares, muy por encima de las exportaciones que alcanzaron los 5.792 millones de dólares, dejando un superávit comercial de 1.220 millones de dólares.

Resultado Pese a haber alcanzado exportaciones récord en los primeros meses del año, las cuales traen divisas al país, y contar con un superávit comercial, las RIN de Bolivia continúan cayendo. Expertos consideran que esta caída se debe a que hay una presión muy fuerte por el lado del contrabando, que no permite que las RIN se regeneren.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más