Marcha de Mujeres entra a La Paz y pide censo en 2023

La marcha de mujeres, que pide censo 2023 y que además denuncia el abuso de poder, llegó ayer a Urujara, en las puertas de la ciudad de La Paz, luego de 17 días de caminata desde Chaparina, Beni. En la última jornada tuvieron cinco bajas; dos se desmayaron y tres se descompensaron debido a la densa neblina en el ascenso a la Cumbre. La columna es reforzada por cocaleros y plataformas e ingresará hoy al centro paceño.

“El ascenso a la Cumbre (a más de 4.700 metros de altitud) fue muy complicado porque la neblina era muy densa, no se podía ver a un metro de distancia y dos compañeras se desmayaron y tres se descompensaron, pero fueron evacuadas y así tuvimos que apurar la llegada a Urujara”, contó ayer Olga Flores, activista que junto a 25 mujeres del oriente partió el 21 de octubre desde Chaparina, Beni, en la marcha rumbo a La Paz.

Durante el trayecto de 306 kilómetros, varias mujeres y activistas se sumaron a la columna. Ayer, por la noche, unas 36 personas reponían energías en ese frío barrio de salida e ingreso hacia los Yungas.

“La gente de Adepcoca (Asociación Departamental de Productores de Coca), plataformas y otros grupos se adherirán a la marcha y así entraremos a la ciudad”, añadió Flores. No se confirmó la hora de arribo.

Las marchistas salieron de territorio beniano, luego ingresaron a La Paz, por Alto Beni, Palos Blancos, Caranavi, Yolosita y toda la subida hacia la Cumbre cerca de los nevados.

Rol de las mujeres

Flores destacó ayer el esfuerzo de las mujeres no sólo en la marcha, sino también en la construcción del Estado.

“La marcha es un compromiso de las mujeres para participar activamente en los destinos de nuestra nación, no podemos mirar desde palco lo que está pasando en el país”, precisó la activista hermana del dirigente político Carlos Flores, desaparecido en la dictadura de 1980.

Agregó que las mujeres tienen derecho a la información para el censo, una encuesta que de acuerdo a las marchistas debe hacerse el próximo año. “No hay políticas para las mujeres que demandan servicios básicos, por eso, si no hay censo, las mujeres no seremos contadas y no habrá políticas para el sector”, precisó la activista paceña.

La Marcha Nacional de Mujeres del Oriente, el nombre completo de la movilización, salió el 21 de octubre desde Chaparina, Beni, donde el 25 de septiembre de 2011, un millar de indígenas fueron reprimidos por el Gobierno de Evo Morales cuando se dirigían a La Paz para protestar contra la construcción del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

La marcha pretende denunciar además ante el Gobierno los avasallamientos de tierras, la persecución política, encarcelamientos ilegales, el narcotráfico, la corrupción, el fraude electoral, contra el abuso de poder y los derechos humanos, pero además las violaciones a la Constitución Política del Estado.

Se desconoce si la columna buscará reunirse con el presidente Luis Arce o algún ministro.
“La Marcha Nacional ha sido un compromiso de las mujeres para participar activamente en los destinos de nuestra nación”.
Olga Flores, activista

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más