Héctor Arce: «Lucho y David decidieron ser candidatos en 2025, no sé si con el MAS o con el PS-1»

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Héctor Arce aseguró que el presidente del Estado, Luis Arce, y el vicepresidente, David Choquehuanca, decidieron ser candidatos para las elecciones generales de 2025 y en algunos actos de entrega de obras se prohibió usar las banderas del partido azul para reemplazarlas por las de Partido Socialista (PS) 1.

«El primer año hemos trabajado bien, este segundo año pienso que nuestro hermano Lucho y David han tomado la decisión de ser candidatos en 2025, no sé si con el MAS o con el PS-1, porque queremos decirlo de manera pública, en varios actos, principalmente en Tarija, se habría prohibido usar las banderas del MAS en los actos de entrega de proyectos y se promueve el uso de la bandera roja de PS-1», dijo Arce esta mañana en Red Uno.

Luis Arce cumple esta jornada sus dos años en el Gobierno desde que fue posesionado el 8 de noviembre de 2020. El mandatario ingresa a su tercera gestión con una división al interior de su propio partido entre los «luchistas» y los leales a Evo Morales, «evistas». Ambos bloques impulsan a sus líderes para las elecciones generales del bicentenario de Bolivia.

El diputado calificó de positiva las dos gestiones de Luis Arce, pero resaltó que la debilidad de su Gobierno radica en que no existió una acción firme y proactiva de lucha contra la corrupción, contra el narcotráfico y, en el último tiempo, por la búsqueda de solución a la fractura interna del partido.

«Este segundo año se profundiza esta fractura, esta división, porque quieren armar estructuras seguramente este año. El tercer año va a ser decisivo, el próximo año se designan candidatos, después tenemos el tema del año electoral, yo creo que por ahí va la cosa», argumentó el legislador del MAS.

El asambleísta detalló que están divididos en dos grupos: uno de 35 diputados, los denominados «evistas», y el otro de 43 legisladores, del bloque «luchistas». Además, dijo que no existirá unidad hasta que los primeros mandatarios los convoquen y traten de resolver la fractura en el partido.

«Lo triste y doloroso es que, decía yo que en la bancada del MAS estamos divididos casi 50% y 50%, por un grupo estamos nosotros con 35 diputados y ellos son como 43, han preferido ir a negociar con la derecha, han preferido darse de abrazos con la derecha que sentarse con nosotros para buscar la unidad. No va a haber unidad en la bancada del MAS, mientras no se rectifiquen estos hechos», aseveró.

Fuente: Los Tiempos

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más