Agresores de periodistas cruceños están identificados, pero aún no los detienen

La Fiscalía de Santa Cruz y la Policía Boliviana no ejecutan las órdenes de aprehensión contra tres personas identificadas como parte de los grupos de choque del MAS acusadas de atacar a periodistas cruceños en los enfrentamientos de la semana pasada. Los tres varones fueron grabados durante las agresiones.

David Elías Ocampo Mamani, funcionario de Vías Bolivia, Marco Antonio Pinto Fernández y Constantino Carachuyo Choson parte de los grupos de choque del MAS –identificados por vecinos y otros testigos– que agredieron y robaron a periodistas de Santa Cruz. La Fiscalía deslindó responsabilidad, le pasó la posta a la Policía y espera que las víctimas se manifiesten por la dilación de justicia.

La abogada de los periodistas agredidos, Raquel Guerrero, informó a Página Siete que según testigos y videos de redes sociales los grupos de choque fueron organizados por funcionarios municipales de La Guardia, por lo que solicitará las grabaciones de las cámaras de seguridad, aunque teme que estos registros hayan sido borrados.

Otras versiones señalan que Marco Antonio Pinto Fernández es servidor público e hijo de un concejal de La Guardia de apellidos Pinto Urquizu, sin embargo, sus nombres no están registrados en la Contraloría.

Por otra parte, la jurista lamentó que, pese a los 35 días de impedimento que tiene el periodista Mario Rocabado, tuvo que ir en muletas hasta la Fuerza Anticrimen para declarar. La fiscal Ilsen Nava dijo que “no podía hacer nada sin la declaración de la víctima”.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, al ser consultado por la demora de estos operativos de detención, dijo que la Policía tiene la tuición de cumplir y ejecutar los mandamientos de aprehensión, pero que atenderá cualquier requerimiento de las partes.

“Nosotros estamos atentos ante la solicitud de cualquiera de las partes, ya sea de la parte civil (las víctimas), que también tiene la potestad de poder decir si hay una persona que se encuentra en algún lugar con orden de aprehensión. El fiscal va a solicitar al control jurisdiccional (al juez) que se emita el correspondiente mandamiento de allanamiento”, afirmó.

Pero los periodistas no creen en la versión del Ministerio Público ni de la Policía y sostienen que ambas instancias se justifican y dilatan la investigación.

El periodista de Televisión Universitaria de Santa Cruz Milton Montero informó la pasada semana que los grupos de choque del MAS, con protección de la Policía, agredieron al menos a 15 trabajadores de la prensa desde el inicio del paro cívico.

Sólo existen dos casos abiertos, el primero de funcionarios de la Alcaldía de Santa Cruz y Vías Bolivia, autodenominados “pacificadores del MAS”, que atacaron al equipo de prensa de Gigavisión el 22 de octubre. Fracturaron la nariz del camarógrafo, destrozaron un celular y robaron otro. Ocampo es buscado por estas agresiones. El segundo caso es sobre el intento de homicidio, linchamiento y robo agravado contra el periodista Mario Rocabado y el camarógrafo Enrique Sánchez –ambos de Unitel– en La Guardia, la madrugada del 2 de noviembre.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más