FmBolivia
Radio FmBolivia

Complejo hospitalario no accede al desembolso por la burocracia

13

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El complejo hospitalario de Miraflores todavía no puede acceder al dinero que el Gobierno desembolsó para el pago del Seguro Universal de Salud (SUS) por problemas “burocráticos” de parte del Estado. Este problema agrava la crisis de los establecimientos y el Gastroenterológico comenzó a cobrar a sus pacientes.

“Se supone que realizaron un desembolso, pero no tenemos el efectivo. Supuestamente se hizo la entrega de los recursos que corresponden al segundo trimestre (abril, mayo y junio), pero eso se hizo sólo en el presupuesto, no en recursos utilizables para la compra y el pago de deudas”, dijo a Página Siete el director del Hospital del Tórax Édgar Pozo.

El seguro universal fue aprobado a través de la Ley 1152 en el entonces gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) y establece el pago trimestral previo. Por eso, el Gobierno debe cancelar en enero para la atención del primer trimestre del año y hacer cuatro pagos de forma sucesiva.

Pozo informó que hace dos semanas cancelaron la deuda del segundo trimestre “en papeles”. “Son trámites absolutamente burocráticos que hay en el Estado (y demoran) entre el anuncio del desembolso del Gobierno y el momento cuando realmente podemos usar los recursos. Este proceso dura un tiempo prolongado. No sabemos hasta cuándo esperaremos y hasta no concretar seguiremos soportando las necesidades sin tener efectivo”, añadió el profesional.

Otro médico del Hospital del Niño -que prefirió guardar su nombre en reserva- denunció que vivieron “en completo abandono” por parte del Gobierno. “No recibimos los desembolsos por parte del concepto del SUS, tampoco recibimos desembolsos del programa de cáncer. No nos olvidemos que en el Hospital del Niño atendemos a menores con esta enfermedad de toda la región altiplánica. (Para continuar prestando el servicio) hemos tenido que sacar de uno y otro lado los recursos”, dijo.

El profesional relató que pasaron por una serie de dificultades. “Por eso, el complejo hospitalario de Miraflores inició una acción judicial, una acción popular contra el Estado para el cumplimiento de la Ley 1152 del SUS que establece que los pagos deben ser hechos al inicio de cada trimestre”, dijo.

El director del Sedes de La Paz Ramiro Narváez se reunió con los directores de los hospitales para conocer esta situación, además solicitaron una reunión a la presidenta Jeanine Añez.

“Les desembolsaron el segundo trimestre y ya deben dar recursos por el tercer y cuarto trimestre. Solicitamos a la Presidenta una audiencia con el Gobernador y con los directores de hospitales para preguntar cómo se realizarán los desembolsos y analizar el SUS”, afirmó.

De acuerdo con la autoridad, el problema “de fondo” es que el SUS generó unas partidas presupuestarias “muy cerradas” que no consignan partidas importantes, como mantenimiento y otros aspectos que hacen a la gestión de los hospitales. “Estas cláusulas nos atan de manos a los directores. No sólo es un tema de desembolso”, explicó.

Narváez explicó que hay muchas limitaciones y necesitan recursos para cubrir aspectos que antes se cubrían con dinero propio. “Con el SUS -que ya es universal- los hospitales ya no pueden generar recursos propios. Esta situación afectó terriblemente a los establecimientos porque ya no tenían para los refrigerios, mantenimiento y compra de otros insumos”, dijo y aclaró que todos estos detalles se pondrán en discusión con la presidenta Añez.

Ante estos problemas, el Gastroenterológico dejó de prestar atención al SUS. “No tenemos fármacos, no tenemos ni comida para los pacientes internados porque con todos los recursos del SUS atendimos la pandemia”, dijo su director Juan Guerra.

De acuerdo con el galeno, el 95% de los pacientes que recibían atención médica eran beneficiarios de este seguro.

En los seis meses de la pandemia, los establecimientos de salud atendieron a los pacientes con Covid-19 y no recibieron ningún centavo pese a que el Gobierno se comprometió a dar fondos extras. “Debían darnos un recurso adicional, pero nada”, sostuvo el médico. La anterior semana, el médico Édgar Pozo, director del Hospital del Tórax y representante del complejo de Miraflores, consideró que es “imposible” atender a más pacientes en la actual situación. “Esperan que hagamos un diagnóstico de alto costo sin recursos, eso es imposible. ¿Vale la pena internar pacientes e intentar darles atención sin tener dinero para alimentarlos? Las autoridades conocen esta situación y no sabemos cómo es posible que no puedan atender nuestro pedido”, dijo.

Los antecedentes

S

alud La anterior semana, por deuda del Gobierno, el Hospital Gastroenterológico Boliviano Japonés (Gastro), uno de los ocho establecimientos que forman parte del complejo de Miraflores, dejó de prestar atención al Seguro Universal de Salud (SUS) y todos los pacientes deben pagar por el servicio. La dirección de este nosocomio tomó esta drástica decisión porque ya se quedó sin recursos y ya no tiene “ni para la comida”.
Medida De acuerdo con la dirección del Hospital Gastroenterológico Boliviano Japonés, el 95% de los pacientes que recibían atención médica durante la pandemia eran beneficiarios de este seguro.

Pagina siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas