Tierras: cívicos inician inspección y colonos advierten con violencia

10

Una comisión del Comité Cívico Pro Santa Cruz, partió ayer desde la capital cruceña hacia los municipios de la Chiquitania donde se reportaron asentamientos ilegales de colonos para realizar inspecciones en miras a desalojos, tal como determinó el Cabildo. El dirigente de los interculturales de esa región, Wilson Cáceres, advirtió que defenderán sus tierras.

“Hemos estado viendo provocaciones, indirectas, por parte del Comité Cívico. Quieren enfrentamiento, van a tener; quieren convulsión, van a tener. No tenemos miedo a estos pequeños grupos de poder que (…) quieren tomar nuevamente nuestro Estado boliviano”, declaró Cáceres ayer luego del anuncio .

Uno de los mandamientos del cabildo cruceño que se realizó el pasado viernes, fue el de identificar y desalojar a los asentamientos ilegales que hay en la Chiquitania. Para ello se dio un plazo hasta ayer a la dirección departamental del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) para realizar ese control.

Los cívicos indicaron que, de lo contrario, sería el comité, junto a las alcaldías de los municipios afectados, quienes actuarían junto a pobladores para desalojar a los colonos. Así se formó la delegación.

Luis Fernando Camacho, presidente de Comité Cívico Pro Santa Cruz, informó que la comisión integrada por cívicos de provincias llegará en las próximas horas a esta región para proceder al levantamiento de datos de la situación que fue denunciada.

“No se trata de bala, machete ni palo”, manifestó el representante cívicos para descartar posibles enfrentamientos. Aseguró que en ningún momento se buscará la violencia sino el dialogo en las comunidades.

Con un discurso más radical, el secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Jacinto Herrera, rechazó los anuncios de los cívicos cruceños.

“Lamentablemente lo que está buscando (el Comité pro Santa Cruz con la determinación del cabildo) es una confrontación entre cruceños. Recalcó que los campesinos asentados en la Chiquitania boliviana defenderán sus tierras. Desafió las resoluciones del cabildo cruceño.

“Pedir desalojo a los asentamientos que ya existen en el área es una posición muy desatinada, porque eso no va a pasar. Primero, si quieren hacer desalojo a los comunarios que viven en la zona, van a tener que hacer miles de cajones, porque muertos nos van a sacar”, advirtió el dirigente.

Pagina Siete.