Arnold Alanes tenía 500 policías de resguardo y dice que «peleó solo contra logias y políticos»

Desde el anonimato el dirigente cocalero afín al Gobierno, Arnold Alanes, se declaró derrotado por logias y políticos de oposición en la pérdida de su mercado ilegal de venta de coca. El dirigente tenía la protección de medio millar de policías que custodiaban las calles adyacentes al abasto y decidieron hacerse a un lado cuando la muchedumbre cocalera llegó hasta la calle 1 de Villa El Carmen.

“Vivimos en un Estado donde no hay justicia, donde no hay derecho, pero me siento feliz, me siento valiente al ver haber estado al frente de una lucha solo contra los millones de las logias que han financiado esta movilización, enfrente de todos los políticos de oposición, enfrente de diputados, senadores y actores políticos que han generado la convulsión de 2019”, declaró Alanes.

Es la segunda vez que Arnold Alanes sale huyendo de un mercado de coca. La primera vez fue el 5 de octubre de 2021, cuando escapó del mercado de Adepcoca, luego que miles de cocaleros rebasaron a la Policía que también custodiaba al dirigente. Este jueves, 11 meses después de ese hecho, nuevamente los cocaleros provocaron la huida del dirigente y este admitió su derrota.

“Podrán haberme despojado del mercado, pero sigue intacta la intención de liberar a nuestro pueblo”, declaró a radio Erbol la tarde de este jueves.

Más adelante, también admitió que permitió el ingreso de mujeres y niños para defender el mercado paralelo de la turba cocalera que ya advirtió con tomar el mercado desde que inició la marcha el domingo 4 de septiembre.

“Sabían ellos que había niños, que había señoras, (…) lamentamos de verdad todas estas actitudes, esperemos que haya autoridades que tomen cartas en el asunto que hasta ahorita no han hecho nada”, recordó.

La toma

La Policía había desplegado un gigantesco contingente que custodiaba desde la calle 3, 2 y 1 de Villa El Carmen. También había uniformados en la avenida paralela a estas calles. Otro grupo estaba en la Estación Policial Integral (EPI) La Merced, que está ubicada en el puente Minasa, que es el acceso a Villa El Carmen. También desplegaron policías a la avenida Periférica, que es la parte superior y tenían reservas en la EPI Ferroviario.

Sin embargo, llegado el momento, la Policía no ofreció resistencia, optaron por hacerse a un lado y los marchistas ingresaron sin gasificación alguna. Lo que sí sucedió es que desde el edificio que cobijaba a Alanes empezaron a arrojar bombas “molotov” y cachorros de dinamita, mientras los cocaleros apedreaban el edificio.

Una hora duró el enfrentamiento, la Policía observaba desde una esquina el choque cocalero y la cantidad desequilibró la lucha, el grupo de Freddy Machicado llegó a las puertas del mercado e hicieron saltar el portón. Fue en ese momento que la Policía ensayó una tímida represión y lanzó media docena de gases lacrimógenos que no hizo mella en la turba.

Al final de la reyerta, los cocaleros sacaron un fusil, bombas “molotov” y cachorros de dinamita y mostraron a los medios de comunicación sus hallazgos.

Alanes dijo que todos esos elementos fueron “plantados” por los cocaleros. El dirigente desapareció del lugar y las mujeres cocaleros denunciaron que este se ocultó en una clínica privada instalada al lado del mercado ilegal. Las mujeres accedieron al centro de salud, pero no encontraron nada, pese a una búsqueda piso por piso.

Al final de la tarde los cocaleros que vencieron a Alanes leyeron un pliego petitorio dirigido al Gobierno en el que advierten que procesarán penalmente al dirigente que huyó.

Fuente: El Deber

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más