Ordenaron cortes de vía desde las 6 de la mañana

3

El Organismo de Tránsito recibió la orden de cerrar toda la avenida Juan Pablo II, desde la UPEA hasta la Cruz Papal desde las 06.00, derivando al transporte a otras calles paralelas. Mientras que la gente solo podía usar las pasarelas para cruzar de una vía a otra.

Las avenidas Ballivián, 16 de Julio, fueron las vías alternas que estuvieron habilitadas para que los motorizados puedan llegar a la Ceja, quedando obstaculizada no solo la Juan Pablo II en sus dos carriles, sino otras calles adyacentes que eran cortadas incluso para peatones.

“En la Juan Pablo II, desde Cruz Papal hasta final Los Andes, no solo se ha realizado el corte de ambos carriles, sino que los motorizados debían hacer uso de otras rutas alternas como la avenida La Paz, la calle Arturo Valle que estaban a cuadro cuadras antes de ingresar al sector de la UPEA. Estos cortes se han aplicado desde las 06.00 horas, tiempo en que son cerradas las vías de acuerdo al cronograma de actividad que se presentó es pasada las 17.00”, explicó el coronel Víctor Fuentes del Organismos Operativo de Tránsito.

Después de las 17.00 horas y una vez que las unidades militares hagan su retiro de esta vía, incluido personal y equipo motorizado, tanto el transporte como los peatones podrán hacer uso de la Juan Pablo II y calles aledañas, perjuicio que duró más de 12 horas, donde la gente que vive no solo en la principal avenida del sector norte, sino que trabaja o estudia, se vio perjudicada por ese tiempo, a pesar de ser peatones.

En tanto, la gente que se encontraba ocupando el carril de ida de la Juan Pablo II y quería pasar de una vía a otra, solo podía utilizar las cuantas pasarelas que existen, “lastimosamente la gente no puede transitar en esta avenida y si quiere transportarse debe llegar a cuatro cuadras de las rutas paralelas a la Juan Pablo II para conseguir algún tipo de transporte que le traslade por ejemplo al distrito cinco o siete, otras rutas están cerradas incluso por personal militar”, estableció la autoridad policial.

La plaza La Paz y la Arturo Valle eran las únicas habilitadas para que el transporte público, sobre todo minibús, por ser calles pequeñas de una sola vía las que realizaban el recorrido, donde se desplego 60 efectivos policiales de tránsito quienes permitían el desvió de rutas.

Otro aspecto que fue evidenciado por EL DIARIO, es que algunos motorizados de las Fuerza Armadas (FFAA) que ocupaban la avenida Juan Pablo II, pese a estar su motor más de siete horas, de ellos expedía monóxido de carbono, humo totalmente tóxico que iba en dirección a la gente que estaba apostada en la principal avenida esperando no solo el inicio del evento, sino la posibilidad de poder transitar libremente.

Otro de los transportes que fue utilizado con mayor demanda para quienes debían trasladarse desde Río Seco a la Ceja fue el transporte por cable, el cual permitía pasar estas rutas que eran ocupadas no solo por los funcionarios militares, sus motorizados o las diferentes rutas que fueron cortadas por el propio Organismo de Tránsito, sino la posibilidad para las personas de llegar a tiempo a sus diferentes obligaciones.

“Si lastimosamente ahora tenemos de hacer más gasto, porque por lo visto nadie piensa que para muchos hoy es un día normal, de trabajo, de estudio y no nos podemos dar el lujo de perder el tiempo, porque como trabajadores no nos jubilamos con el 100% como lo hacen estos caballeritos”, expresó un vecino alteño molesto por el perjuicio que generó ayer la Parada Militar.

El Diario.