Gobierno admite que la subvención a los carburantes puede llegar a $us 1.000 MM

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, reconoció que este año la subvención a los carburantes puede llegar a los 1.000 millones de dólares, pero aclaró que el Gobierno ya tomó las previsiones presupuestarias en marzo, luego de estallar la guerra en Ucrania y en el Programa Fiscal Financiero suscrito con el Banco Central de Bolivia (BCB).

“La economía nacional ha internalizado en el Programa Fiscal Financiero la subvención a los hidrocarburos, que hemos aplicado un incremento entre 600 a 1.000 millones de dólares para tener espacio de subvención a los energéticos”, afirmó.

Y agregó que este incremento adicional “lo tenemos previsto en el programa, ya lo anunciamos en marzo pasado, no es que ahora hemos tomado la decisión de dónde vamos a sacar la plata. Inmediatamente se anunció la guerra en Ucrania, tomamos la decisión de hacer ajuste en el programa y se está cumpliendo a cabalidad”, remarcó la autoridad.

Presupuesto inicial

Este año en el Presupuesto General del Estado (PGE) el Gobierno presupuestó 4.794,6 millones de bolivianos, equivalentes a 688,8 millones de dólares para la subvención de los hidrocarburos, con un barril de petróleo de 50,47 dólares en el momento que lo hizo.

Sin embargo, la cotización del barril de crudo en las últimas semanas superó los 100 dólares, aunque esta semana bajó un poco.

Entre 2016 y 2021 el costo de la subvención al diésel y la gasolina se disparó de 1.424 millones de bolivianos a 4.330 millones de bolivianos, según datos oficiales de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

En 2016 la subvención a la gasolina sólo representaba una erogación de 118 millones de bolivianos y desde entonces comenzó a crecer cada año hasta llegar a 993 millones de bolivianos el año pasado. El mayor pico fue en 2019, cuando se gastaron 1.101 millones de bolivianos.

En el caso de diésel, este costo en 2016 sólo llegaba a 1.306 millones de bolivianos y el año pasado llegó a su mayor valor con 3.337 millones de bolivianos.

Las importaciones de combustibles y lubricantes en cinco meses sumaron 1.304 millones de dólares, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Bolivia compra diésel a un precio aproximado de 10 bolivianos por litro, pero el valor de venta final en el país es de 3,72 bolivianos. Es decir, compra a casi el triple de lo que vende en el país.

La caída en la producción de gas natural y líquidos provocó un aumento en las importaciones de combustibles.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más