Elvira Parra: Con mi condena dejarán impunes a técnicos del Fondioc

Elvira Parra, exdirectora del Fondo Indígena, afirmó que las dos condenas y los 180 procesos que tiene en su contra sólo “benefician” y dejan “impunes” a los que fueron técnicos y directores de esa institución.

La exrepresentante de las mujeres Bartolina Sisa apuntó a estos funcionarios porque eran los responsables de verificar la legalidad y el cumplimiento de los convenios de producción, cuyos fondos fueron desfalcados.

“En los 180 procesos que se ha iniciado contra la señora Elvira Parra, sólo está imputada ella, por lo que creemos que hay una discriminación de los administradores de justicia, en relación a técnicos y jefes de varias áreas, esta institución tenía 17 direcciones. No era responsable sólo la señora Parra”, remarcó Vladimir Gonzales, abogado de la exdirectora del Fondo Indígena.

Gonzales comparte el criterio de su defendida, respecto a que la imputación y las dos condenas dictadas contra ella (una en enero y la otra en mayo) “dejan impunes a los técnicos” del Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas (Fondioc).

“Yo responsabilizaría al equipo técnico (del Fondo Indígena); ellos hacían la revisión de los proyectos, incluso la inspección en el campo, en el lugar donde debía ejecutarse cada proyecto. Ellos trabajaban directamente con los beneficiarios y los grupos que eran representantes de los proyectos. Si hubiera habido alguna irregularidad, ellos debían ser los primeros en denunciar o es que encubrieron todo”, dijo Parra en contacto telefónico desde el penal de Palmasola con radio Fides.

Explicó que había directores técnicos y jurídicos, responsables de elaborar los convenios. “Por ejemplo, el ingeniero Epifanio Pacheco era director de proyecto. Eliseo Camino también estaba en la dirección técnica, pero tampoco los procesaron, están felices, libres, trabajando en el mismo Ministerio de Desarrollo Rural; incluso mi asesor personal, quien recibía y revisaba los proyectos también está libre, era Gustavo Adolfo Morales”, recordó.

La exdirigenta campesina está detenida desde el 15 de marzo de 2015, cuando fue imputada por contratos lesivos al Estado, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica. Esa fecha fue sometida a audiencia cautelar junto con el sucesor a ese cargo, Marco Antonio Aramayo, quien reveló el millonario desfalco y aseguró que los recursos fueron a dar a la campaña electoral del MAS.

Aramayo falleció en abril de este año por una supuesta falla multiorgánica, causada por las enfermedades que contrajo en la cárcel; sobre él pesaban 256 procesos. El panorama es similar en el caso de Parra, quien aseguró tener 180 imputaciones en casi todos los departamentos y pasó de ser una persona saludable, a padecer enfermedades como principios de diabetes e hipertensión.

A eso se suma un cuadro depresivo por los siete años de prisión sin condena, cuadro que se agudizó en mayo de este año, cuando los jueces de Santa Cruz ordenaron su traslado desde la cárcel de Miraflores de La Paz hasta el penal de Palmasola, en la región oriental.

A la fecha, no se atendieron las impugnaciones que Gonzales presentó contra esa determinación, debido a que su defendida está lejos de sus hijos y su esposo, además que sus pertenencias se quedaron en La Paz.

Las dos sentencias que se dictaron contra Parra fueron de cinco años -cada una- por incumplimiento de deberes, ambas emitidas en Santa Cruz. Gonzales también impugnó las sentencias y las calificó de desproporcionadas y sin fundamento.

Parra acusó a los fiscales y jueces de demorar de forma intencional la investigación y las audiencias. Cuestionó a los abogados del Fondo Indígena por desconocer el contenido de los documentos y no “entender” que no se pudo cometer el delito de contratos lesivos, “porque no hubo contratos, sino convenios, aprobados por varios niveles de control”, y que ella sólo cumplía con las resoluciones firmadas por otras autoridades, entre ellas, los ministros de Economía y Desarrollo Rural.

Zapata, prófugo

Fiscalía Elvira Parra, exdirigente de las mujeres Bartolina Sisa, sentenciada por el caso de Fondo Indígena, cuestionó a los fiscales, debido a que en siete años no lograron la detención de Daniel Zapata Pérez, a quien apuntó como uno de los responsables del millonario desfalco.

Prófugo Parra estuvo a cargo del Fondo Indígena entre el 2012 y 2013, su sucesor fue precisamente Zapata, quien -según explicó la exdirigenta- fue el encargado de aprobar los desembolsos y hacer seguimiento de su ejecución.

Cuando el escándalo estalló, Zapata, exdirigente guaraní, huyó y hasta la fecha se desconoce su paradero.

Fuente: Pagina siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más