Diputado acusado de violencia volvió a sesionar pese a críticas

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Froilán Mamani acudió ayer a la Asamblea Legislativa para sesionar, pese a que hace una semana fue denunciado por violencia intrafamiliar por su asesora y pareja. Legisladores de la oposición criticaron ese accionar y presentaron una denuncia ante la Comisión de Ética.

“Es inaceptable que estemos en la sesión y que el diputado denunciado por violencia esté presente”, reclamó la diputada de Comunidad Ciudadana Samantha Nogales.

Añadió que es una vergüenza y una falta de respeto a las mujeres que Mamani se atreva a participar de la sesión legislativa.

Hace seis días, Mamani fue denunciado por su pareja y asesora por violencia familiar. El certificado médico forense determinó ocho días de impedimento para la víctima. Por esa razón, el asambleísta fue llevado ante un juez, quien le dio detención domiciliaria con permiso de trabajo.

En ese momento, los diputados tanto del oficialismo como de la oposición afirmaron que el legislador debe ser llevado ante la Comisión de Ética, pero hasta ayer no se presentó ninguna denuncia.

“No puede ser que usted presidente (de la Cámara Baja, Freddy Mamani) no haya metido la denuncia a la Comisión de Ética”, criticó Nogales.

La asambleísta aseguró que los diputados de CC presentaron ayer la denuncia. “Más allá de los colores políticos, no podemos permitir que este tipo de personas continúen en el cargo”.

Dijo que es inaceptable que todavía los diputados del MAS socapen al asambleísta acusado de violencia y permitan que continúe desempeñando sus labores “como sí nada”.

La diputada Mayra Zalles criticó la participación de Mamani en la sesión. “Esta Cámara de Diputados está siendo cómplice de la violencia contra las mujeres al permitir la participación de este diputado”, dijo en la sesión.

A su turno, Nogales denunció que tras ver a Mamani en sesión, la oposición pidió que se trate este tema en asuntos en mesa, pero la solicitud fue rechazada por los parlamentarios del oficialismo. “Más allá de los colores políticos es inaceptable que los representantes del pueblo boliviano, los que supuestamente son el ejemplo, sean violentos y estén en la sesión”, explicó.

Lamentó que los parlamentarios del MAS hayan habilitado al diputado para esa sesión. “Cualquiera está con el temor de que sea agresivo o violento con otra persona. Es inadmisible (…) Lo he visto y se me erizó la piel”.

Dijo que mientras ella exponía en la sesión su criterio, Mamani se reía y la gente del MAS lo apoyaba. “Algunas diputadas incluso me gritaron que era una exageración al hacer la denuncia pública. Una de ellas incluso me dijo que estoy haciendo un show y un escándalo”, añadió.

Recordó que los índices de feminicidio de Bolivia son muy altos y a ese extremo desencadena una serie de actos de violencia, por lo que se preguntó: “¿Acaso vamos a tener que esperar que él sea feminicida para censurarlo?”.

Hace cuatro días, cuando se presentó la ley que endurece las penas para feminicidas, infanticidas y violentos, el presidente Luis Arce pidió a diputados y autoridades del MAS que demuestren con el ejemplo “la verdadera lucha contra estos delitos y evitar un discurso falso de una doble moral contra estos casos”.

Nogales agregó que no sólo Mamani tiene una denuncia de violencia, sino también otros dos legisladores del oficialismo.

“No es solo un caso de violentos del MAS, sino son tres. El primer caso es del senador Hilarión Padilla Mamani, que ha sido aprehendido por violencia sexual; el segundo caso es del diputado Abelardo Colque Vicente, que ha sido denunciado en la puerta de la Asamblea Legislativa por su esposa por deudas de pensiones a sus hijas, eso es violencia económica hacia la mujer”, informó Nogales.

Datos de violencia

Violencia La Fiscalía reportó el incremento en las cifras de denuncias por violencia hacia la mujer durante el primer trimestre de este año.

Informe El primer trimestre de 2022 se registraron 11.963 casos, mientras que en el mismo periodo de 2021 se reportaron 11.153. Eso significa que hubo un incremento de 810 casos, es decir de un 7%.

Delitos La violencia familiar o doméstica reportó 9.527 casos. De este total, 682 son de abuso sexual, 661 son de violación, 611 son de violación a Infante, Niña, Niño o Adolescente y 364 son de estupro.
Santa Cruz tiene 4.536, La Paz, 2.417; Cochabamba ,1.835; Tarija, 980; Potosí ,759 y Chuquisaca, 627.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más