Gobierno cede y evaluará ley bancaria

1

En un escenario de desaceleración económica, el ministro de Economía, Luis Arce, anunció el miércoles pasado que luego de reuniones sostenidas con la cúpula de la Asociación de Bancos Privados (Asoban) para el fin de año se prevé el primer examen de la normativa que fue promulgada en agosto de 2013 por el presidente Evo Morales. La entidad bancaria advirtió señales de menor dinamismo de la economía y menores depósitos del público.

Arce explicó que este año la aplicación de la norma se dará en sus verdaderos alcances y consideró que el sistema financiero del país logró cumplir la adecuación de cartera que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) impuso al sistema obligándole a constituir 60 por ciento de la cartera con crédito regulado en vivienda social y productivo.

DESACELERACIÓN

El presidente de Asoban, Marcelo Trigo, reconoció recientemente un escenario de desaceleración en el crecimiento de los depósitos, y por ende en la cartera crediticia, sin que ello signifique iliquidez.

El propio ministro Arce admitió esa situación al haber dispuesto un ajuste a la baja del crecimiento de 4.7 a 4.5 por ciento para la gestión, considerando el adverso escenario de la economía regional y mundial.

Pese a las necesidades del sistema financiero para captar mayores fondos a objeto de cubrir los requerimiento de los sectores con tasas de interés no reguladas, Trigo señaló que en términos económicos se prevé este año un crecimiento de más del 4 % del Producto Interno Bruto (PIB) y, por tanto, la banca seguirá creciendo, aunque mermaron las utilidades, según documentos difundidos por la Asociación que dirige.

“Si vemos todos los indicadores macros del país son buenos, a veces cuando escucho temas de crisis no sé de dónde los están sacando. Creo que la economía va bien y la banca es un reflejo de cómo va la economía del país. No vemos preocupación (por el año electoral)”, señaló al referirse al proceso que vive el país.

Bajo esas consideraciones el directivo desestimó impactos adversos sobre la banca este año como efecto del escenario político. “El país está en una etapa de madurez interesante donde a pesar de que en años pasados en período electoral la gente se ponía nerviosa, creemos que este año es normal y estamos optimistas”, dijo.

El Diario.