Cinco hermanos abandonados piden que sus padres recapaciten

La Defensoría de la Niñez y la Adolescencia (DNA) y el albergue 24 Horas del municipio de El Alto solicitaron que progenitores o familia ampliada, puedan recoger a cinco hermanitos y dos menores que fueron abandonados en la urbe alteña en diferentes circunstancias, según la autoridad de dicha instancia edil, Jenny Velarde.

De acuerdo con la explicación de la funcionaria edil, estos cinco menores son hermanos, que habrían sido abandonados en fecha 11 de febrero, durante una semana cuatro de estos menores estuvieron a cargo del hermano mayor de los cinco como es Gabriel Oscar de 17 años de edad.

Los menores llegaron a la Defensoría 24 Horas, mediante la Estación Policial (EPI), de la zona de Ciudad Satélite, quienes fueron encontrados deambulando por las calles de este barrio del Distrito 1, momento desde el cual, el municipio se hizo cargo de los mismos, hasta ese momento no se conocía el motivo de esta actitud o si fueron abandonados o salieron de su domicilio por voluntad propia.

Una de las pocas versiones que refieren los menores, con relación a su madre es que hace un mes atrás ella viajó al sector de los Yungas de La Paz, pero que desde ese momento ellos no conocen del paradero de su progenitora.

“Por eso estamos recurriendo a los medios de comunicación, con la finalidad de que si hubiera alguna persona que reconozca a los cinco hermanos Quispe Barrera, que se apersonen a instancias de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia (DNA), o al hogar 24 Horas” señaló Jenny Velarde.

Los menores corresponden a los nombres de Gabriel Oscar, Cristhian Reynaldo, Miguel Ángel, Ricardo Alexander y Marco Antonio Quispe Barrera.

En cuanto al padre, solo se conoce por parte de sus hijos, que el progenitor, había salido de su domicilio en fecha 17 de febrero con la finalidad de realizar un trabajo de carpintería a la que se dedica, pero de manera extraña desde entonces ya no retornó al lado de sus hijos, siendo que desde el 22 de febrero los menores se encuentran en estas instancias municipales.

OTROS DOS

Los dos menores que ingresaron a dicho albergue edil, uno es Cristhofer Mayta Condori de 13 años, que no se conoce ningún paradero de sus progenitores, ni de una familia ampliada.

Otro menor que ingresó al albergue 24 Horas, de nombre John Miguel Quispe de 12 años de edad, de quien solo se conoce que proviene del área rural de Puerto Acosta.

«En este último caso hemos intentado comunicarnos con la defensoría de dicha comunidad, pero no hemos tenido ningún resultado, de poder encontrar a sus progenitores, por lo que en el momento continúa en nuestro albergue para que en lo posible pueda tal vez existir una familia ampliada y lograr que estos menores puedan retornar a sus hogares”, dijo la encargada del albergue 24 Horas.

En la ciudad de El Alto y sobre todo en las áreas rurales del departamento de La Paz, el abandono de menores por parte de sus progenitores es una problemática social que va en aumento, a pesar de que en las fiestas de carnaval, no se registraron más abandonos de menores, la Defensoría espera que los progenitores de estos cinco menores, puedan recapacitar y hacerse cargo de los mismos antes de pasar a un hogar estatal.

En la conferencia de prensa los menores de edad quienes se dan cuenta de su condición de abandono, solo optaban por llorar al ser enfocados y ante el nerviosismo que les causa se presentados ante los diferentes medios de comunicación.

De acuerdo a un estudio de Aldeas Infantiles SOS entre 2007 y 2008 había seis centros de acogida, entre 2013 y 2014 aumentaron a 20. Y los niños también: pasaron de 121 a 699.

Por otro lado, alrededor 87.333 viven en niveles altos y muy altos de riesgo social, hecho que incrementa la probabilidad de perder el cuidado de sus familias.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más