El TSE apunta a “blindar” el acta y la cadena de custodia

4

Para los comicios presidenciales, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) apunta a mejorar la seguridad de la papeleta, de las actas de cómputo y, por sobre todo, de la cadena de custodia. Los vocales afirman que esas medidas serán las garantías de transparencia de las elecciones.

El presidente del TSE, Salvador Romero, explicó que el acta es el documento central del proceso electoral y por ello se tiene que asegurar, por sobre todo, la cadena de custodia.

“Desde el momento que los jurados elaboran el acta hasta el momento que es computada y sus resultados son transmitidos, debe haber una cadena adecuada que nos garantice que el acta no está sufriendo ningún tipo de alternaciones y en eso vamos a trabajar”, explicó.

Es por ello -subrayó- que trabajarán en estrategias para garantizar la seguridad de la cadena de custodia, para que se adapten a las características geográficas de cada región, pues no es lo mismo trasladar actas de recintos electorales que están en poblaciones alejadas o de recintos que se ubican en las ciudades.

Por su lado, el vocal Francisco Vargas explicó que “se mejorará” toda la cadena de custodia y se establecerán medidas seguridad en el acta electoral para evitar alteraciones en los datos.

“El documento más importante, el que traduce la voluntad del electoral, es el acta que tiene la firma de los jurados electorales, delegados de las organizaciones políticas y que demuestra la voluntad de los electorales, en ese documento vamos a trabajar bastante”, indicó el vocal.

Asimismo, Vargas informó que también analizan incorporar medidas de seguridad en la papeleta de sufragio para evitar que el documento sea sustituido o alterado.

La papeleta de las elecciones del 20 de octubre de 2019 tenía cinco medidas de seguridad, el patrón guilloché (diseño geométrico grabado), microtexto, la tinta indivisible, la tinta fosforescente y el código QR.

El informe de la auditoría a los comicios del 20 de octubre de 2019, que realizó la Organización de Estados Americanos (OEA), indica que la cadena de custodia del material electoral fue deficiente y muy frágil, además que se hallaron irregularidades en el último 4,4% de actas ingresadas al conteo.

“El análisis realizado por el equipo auditor reveló que la cadena de custodia de las actas fue extremadamente frágil. En varios departamentos el traslado del material sensible desde los recintos electorales hasta la sede de los TED no contó con el necesario acompañamiento de las fuerzas de seguridad”, se lee en el informe de 95 páginas.

Los vocales presentaron ayer un informe de labores de la gestión 2019 y desafíos para el 2020. En el acto, al que asistieron la presidenta Jeanine Añez, ministros y diplomáticos, Romero identificó tres desafíos sobre los aspectos técnicos, la idoneidad del TSE y la participación de diversos sectores en los comicios.

Pagina Siete.