El asesino de Gisela intentó hacer pasar el crimen como suicidio

6

Cecilio C., de 30 años, intentó hacer pasar el crimen de su pareja Gisela A., de 23 años, como un suicidio. La víctima dejó una niña de cinco años en la orfandad y su familia clama justicia.

“Ese hombre nos dijo que mi hermana se estaba queriendo hacer algo, pero eso es mentira”, contó la hermana mayor de la víctima. Aseguró que su familia se enteró que Cecilio maltrataba a Gisela. “Pero ella mantenía eso en silencio. No mencionó nunca que el hombre la amenazaba”, relató.

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) confirmó ayer el caso. Según el informe, Gisela y Cecilio consumieron bebidas alcohólicas con el hermano de la joven. Pero a la medianoche el cuñado se fue. Luego la pareja comenzó a discutir.

El agresor llamó al hermano de la víctima y le dijo que ella estaba “rara”. “(El cuñado volvió y encontró a Gisela botada. Junto al acusado llevaron a (la víctima) a un médico particular, les dijo que ya no tenía signos de vida y que debían trasladarla a un hospital. La llevaron al Viedma. Ahí al encontrar el cuerpo con algunos signos de violencia, el personal llamó a la Policía”, detalló el director de la Felcv de Cochabamba, John Klaus Bermúdez.

El jefe policial contó que el acusado dijo que su pareja se habría envenenado, pero el cuerpo de Gisela tenía signos de violencia. Relató que cuando los funcionarios de la Felcv acudieron al lugar del hecho encontraron manchas de sangre en el catre, además hallaron una bomba fumigadora. “Eso da a pensar que se limpió el lugar”.

Los efectivos encontraron una funda de un arma de fuego de nueve milímetros con algunos cartuchos sobre la cama. Debido a eso, Cecilio fue arrestado mientras se investiga el caso.

Luego del examen forense, el informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) reveló que Gisela murió a causa de una asfixia por estrangulamiento. “Pedimos justicia”, dijo la hermana de la víctima.

Con la muerte de Gisela suman a seis los casos de feminicidios en lo que va del año. En Santa Cruz se investiga un feminicidio. Se trata del caso de Patricia P. A., quien falleció en un alojamiento del Plan Tres Mil luego de ser golpeada por el padre de su hijo y expareja, Juan C. R, denunciaron los familiares.

De acuerdo con el director de la Felcv de Santa Cruz, Paúl Saavedra, este caso está en investigación. “Aún es sospechoso de feminicidio” , dijo a Página Siete.

Relató que la Felcv se enteró del hecho por un reporte del personal del hospital Los Pocitos. La víctima falleció a las 3:00 de la madrugada de ayer. “El informe forense determinará si es feminicidio o no. Estamos esperando los resultados”, dijo.

Una de las hijas de la víctima relató que “su madre fue encontrada desangrándose en el alojamiento”. “Botaba sangre por su boca”, dijo. Según un informe de los paramédicos, Patricia presentaba dos costillas lastimadas y una fractura de la clavícula, además de un labio reventado. Saavedra indicó que ante ese hecho la pareja de la víctima fue arrestada.

Pagina Siete.