Gobierno no informa sobre la cartografía base

El Gobierno no informa sobre la elaboración de la cartografía base a escala grande no rigurosa, imprescindible para la realización del censo de población y vivienda, advirtió el experto geodesta, Jaime Medrano, quien señaló que el Instituto Geográfico Militar (IGM), es llamado por ley, a generar el Modelo de Datos Cartográfico Oficial del Estado boliviano.

“El IGM, desde el 18 de septiembre de 1936 es la institución oficial de la cartografía del Estado boliviano y tiene como misión fundamental elaborar la cartografía sistemática nacional. En este caso, esa cartografía no es útil para el censo, la que es útil es la cartografía base a escala grande, no rigurosa, que por mandato constitucional es competencia exclusiva de cada uno de los 340 municipios y de cada una de las nueve gobernaciones”, afirmó a Brújula Digital.

Para que los municipios cumplan su competencia exclusiva, así como las gobernaciones, el militar geodesta con experiencia nacional e internacional, dijo que debe ser el Instituto Geográfico Militar el que dé conocer el Modelo de Datos Cartográfico Oficial del Estado, además de capacitar, supervisar y verificar que el trabajo sea bien hecho.

Medrano dijo que para realizar un correcto censo es imprescindible tener una cartografía base, porque con ella se identificarán las construcciones usadas como viviendas, y una vez identificadas las viviendas, los encuestadores censales van a indagar cuántas personas habitan en cada una de ellas, y sobre es cartografía, cada municipio deberá graficar las áreas urbanas y rurales de su jurisdicción territorial municipal.

“Pero nadie ha hecho saber que se haya elaborado una cartografía base; ninguna autoridad habla absolutamente nada de la cartografía base de la construcción, solo del arreglo de las goteras (…). Se supone que tendrían que haberlo hecho, porque si no, no hubiesen podido hacer el censo, pero sí lo hicieron como dice el Presidente ¿por qué nos les entregaron esa cartografía base a los municipios el 2012”, cuestionó.

En análisis del geodesta, es necesario que cada jurisdicción municipal ejerza su derecho constitucional de realizar su cartografía para planificar su desarrollo y administrar su territorio, bajo la supervisión del IGM que cuenta con 250 ingenieros geodestas, fotogrametristas y 1.500 topógrafos que están al servicio del Estado.

Una vez definidas las áreas urbanas y rurales, indicó que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) podrá señalar cuántos bolivianos habitan el área urbana y cuántos en el área rural. “Y finalmente sobre esa cartografía base, los municipios en cooperación, en coordinación con las gobernaciones, deben trazar los límites, para que el INE haga conocer, cuántos habitan el municipio de La Paz, cuántos en Santa Cruz o Trinidad, caso contrario, no será posible”, enfatizó.

Para determinar los límites departamentales debe intervenir el IGM como institución oficial de la cartografía del Estado boliviano desde hace 86 años, y a su vez, según explicó el especialista, las gobernaciones deben supervisar el trabajo en sus jurisdicciones territoriales; es decir, a los municipios que deben elaborar su cartografía en su jurisdicción territorial municipal, para transferir la información al INE.

“El presupuesto definido para elaborar la cartografía base debería ser transferido un monto al IGM para que capacite, supervise y verifique la correcta elaboración de cada uno de los 340 municipios, para que verifique el cumplimiento de la norma que se llama Modelo de Datos Cartográfico Oficial del Estado boliviano”, recomendó.

50 INGENIEROS GEODESTAS Y 1.500 TOPÓGRAFOS

El IGM tiene profesionales idóneos, aseguró Medrano, quien citó que la Escuela Militar de Ingeniería (EMI) ha formado a aproximadamente 250 ingenieros geodestas, fotogrametristas y cartógrafos en beneficio del Estado, mientras que la Escuela Militar de Topografía formó a 1.500 topógrafos, para apoyar en la cartografía sistemática y la cartografía base a escala grande.

“Ahí están, no intervienen de este proceso, no participan, no reciben ni un centavo del Gobierno, pero quisiera preguntar ¿Qué especialidad tendrá el Ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, quien debería ser el primer ciudadano que pelee porque la información esté actualizada”, lanzó la pregunta.

Lamentó en medio de la pelea por el Censo de Población y Vivienda para el 2023, el Ministro de Planificación haya defendido el retraso del proceso. “Debe ser el único Ministro de Planificación que pida no tener información al día para planificar el desarrollo de Bolivia, en base a qué planifica, no es coherente?”, cuestionó.

CENSO: CADA AÑO TERMINADO EN CERO

En aplicación a la Ley 2105 del 29 de junio de 2000, el experto geodesta recordó que el país debe realizar los censos de población y vivienda cada año terminado en cero.

El artículo dos de dicha norma señala textual: Se modifica la Ley 1551, Ley de Participación Popular, aprobado el 20 de abril de 1994, en su artículo 24, párrafo segundo, cuyo texto dirá: “A partir del censo a efectuarse el año 2001, la información relativa a su población será obtenida de los Censos Nacionales levantados por el Instituto Nacional de Estadística y que se efectuarán obligatoriamente todos los años terminados en cero”.

De acuerdo a la Ley de Aplicación de los Resultados del Censo de Población y Vivienda en los Ámbitos Financiero y Electoral, promulgada por el presidente Luis Arce, el Censo de Población y Vivienda se realizará el 23 de marzo de 2024, que coincidirá con el Día del Mar. (Brújula Digital).

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más