Llegada de Fernando Camacho a La Paz deriva en alta tensión y enfrentamientos

24

En medio de alta tensión, Luis Fernando Camacho, el líder cruceño, arribó ayer a las 19:20 al aeropuerto de la ciudad de El Alto con una misión: entregar la carta de renuncia del presidente Evo Morales en la Casa Grande del Pueblo. Su visita desencadenó enfrentamientos entre quienes lo apoyan y los afines al Movimiento Al Socialismo.

Su llegada era incierta, debido a su primer intento fallido de ingresar a la sede de Gobierno. La madrugada del martes, al enterarse de su arribo, una turba tomó el Aeropuerto Internacional de El Alto e impidió su ingreso a La Paz. Camacho retornó a Santa Cruz.
El líder cívico llega al aeropuerto de Viru Viru, ayer.

Esa acción generó una ola de críticas y repudio en el país y en el exterior. El expresidente Jorge Tuto Quiroga se ofreció para viajar con Camacho a La Paz. Horas después, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dio garantías para la llegada del líder cívico. “Yo lo que sí puedo garantizar es su seguridad, su llegada; si quiere dejar una carta, le vamos a acompañar”, dijo.

Horas después, desde Santa Cruz, Camacho comunicó que ya había comprado su pasaje y que iba a retornar a La Paz a cumplir el mandato del cabildo cruceño del lunes, tras cumplirse el plazo de 48 horas para que Morales renuncie.

Ante el anuncio, desde muy temprano ciudadanos que piden respeto del voto se movilizaron y se concentraron ayer en inmediaciones del aeropuerto para recibir y custodiar a Camacho.

De forma paralela, afines al MAS se dieron cita en el mismo punto. Comenzaron a llegar de a poco, algunos armados con palos y tubos de fierro, gritando arengas en defensa del denominado proceso de cambio, asegurando que no eran masistas.
Cívico lleva la Biblia que entregará para que se quede en Palacio de Gobierno, ayer.

A las 17:30. Camacho, acompañado de su equipo de seguridad y sus afines, llegó al aeropuerto de Viru Viru de Santa Cruz para tomar su vuelo rumbo a La Paz. “Voy con la misión de dejar la carta y la Biblia en Palacio”, afirmó el cívico en medio de gritos de respaldo. “Vamos Camacho, el pueblo está contigo”, le dijeron sus seguidores.

En La Paz, el escenario era diferente. Los amagues de enfrentamiento se hacían más frecuentes, pero un anillo de efectivos policiales logró separar a los bandos, que de rato en rato gritaban estribillos a favor del cruceño y otros a favor de Morales.

En la puerta del aeropuerto, el control policial fue estricto, revisaron las maleteras de los vehículos y los boletos de vuelo de quienes pretendían ingresar a la terminal. “Como medida de seguridad”, informó la Policía.

A las 18:00, la tensión crecía. En la avenida 6 de Marzo de la ciudad de El Alto, a pocos pasos del ingreso principal de la terminal aérea, cientos de personas afines al MAS cercaron al grupo que respalda a Camacho. “¡A qué vienen!, ¡no los queremos! ¡Evo no está solo!”, les gritaron en medio de la detonación de petardos y otros artefactos explosivos.

En un momento dado, los más jóvenes corrieron hacia el ingreso principal del aeropuerto, lanzaron piedras a los buses del transporte interdepartamental que se encontraban estacionados.
El dirigente cívico brinda declaraciones en el avión, ayer.

Un grupo de cinco personas golpearon con palos a dos jóvenes que llevaban la tricolor boliviana. “Con tu banderita vienes, vete”, fue la advertencia que lanzaron mientras a uno de ellos le golpeaban con un palo. Otro le dio un palazo en los pies, según se observa en videos que circularon en redes sociales.

A las 19:00 arribó el avión que trasladó a Camacho. Pero recién a las 19:20 hizo su ingreso a la terminal aérea, en medio de un fuerte resguardo policial y acompañado de una comitiva de políticos, entre ellos el expresidente Tuto Quiroga y el candidato a la vicepresidencia de CC, Gustavo Pedraza.

En el aeropuerto también lo esperó Carlos Mesa, líder de CC, pero efectivos policiales, que armaron una cadena de seguridad, le impidieron que le diera la bienvenida. “El bloque policial me impidió saludarlo”, denunció Mesa

Camacho descendió a la sede de Gobierno en un vehículo fuertemente custodiado por efectivos policiales, con destino desconocido. El motorizado se desvió y no llegó a la Casa Grande del Pueblo para que el cívico entregara la carta de renuncia de Morales.

La incertidumbre crecía entre los seguidores de Camacho, que lo esperaban en el centro paceño, mientras el Palacio de Gobierno estaba fuertemente custodiado. Ahí también se apostaron quienes apoyan al MAS.

Luego, a través de un video publicado en redes sociales, Camacho agradeció el respaldo ciudadano y convocó a que no haya más enfrentamientos.
Junto a su comitiva, Luis fernando Camacho llega al aeropuerto de El Alto, ayer.

“Venimos a buscar la paz del país, no buscamos enfrentamientos… No queremos dividir a Bolivia, sino que queremos una sola Bolivia. Que Dios los bendiga, ya estoy en casa”, dijo el cívico en un mensaje que posteó a través de la página de Facebook del Comité Pro Santa Cruz.

En la urbe alteña, tras la salida de Camacho del aeropuerto, se desató una ola de enfrentamientos. El bando de masistas, a empujones, rompió el cerco policial. Con palos, piedras y otros objetos comenzaron a golpear a quienes apoyaron la llegada del cívico cruceño.

Estos, no obstante, también respondieron. La Policía, para dispersar a los bandos, intervino con el uso de gases lacrimógenos y chorros de agua del carro antidisturbios Neptuno.

Ante ese panorama, una parte de los que fueron a apoyar a Camacho se dispersaron. En cambio, más de 500 personas entraron al aeropuerto para resguardarse, pues los esperaban los afines al MAS, que se armaron con piedras, palos y calaminas que usaron de escudo. A 23:30 se informó que las personas del aeropuerto fueron evacuadas.

Un grupo de periodistas que cubrían los hechos tuvieron que resguardarse en una casa particular ante las agresiones.

Mientras tanto, en el centro paceño se desencadenó un enfrentamiento entre manifestantes opositores, como médicos y estudiantes, contra dirigentes mineros y campesinos que respaldan a Morales. En este caso, la Policía no intervino.

Se prevé que hoy Camacho entregue la carta en ventanilla de la Casa Grande del Pueblo.

Mesa, impedido de saludar a Camacho

Carlos Mesa, líder de Comunidad Ciudadana (CC), no logró dar la bienvenida al cívico cruceño Luis Fernando Camacho. Un fuerte contingente policial impidió su paso.

Camacho llegó ayer a las 19:20 al aeropuerto de El Alto para entregar al presidente Evo Morales la carta que redactó para que renuncie, además de una Biblia.

Mesa esperó el arribo de Camacho en el Aeropuerto Internacional de El Alto. “Es una decisión que tiene que ver con dos cosas: el respaldo a Camacho en el derecho irrestricto que tiene todo ciudadano de circular libremente y la segunda razón: es momento de la unidad de la oposición”, dijo minutos antes del arribo del cívico cruceño.

Tras su llegada no pudo sostener un encuentro con Camacho.

“El bloque policial me impidió saludarlo”, dijo Mesa, quien expresó temor por su seguridad tomando en cuenta los grupos de choque del MAS que se apostaron en puertas del aeropuerto.

Camacho tenía previsto ingresar a la ciudad de La Paz acompañado de los expresidentes Jorge Tuto Quiroga y Carlos Mesa, pero no fue así. El dirigente se fue en un vehículo, fuertemente resguardado, con su equipo de seguridad. Mientras que la comitiva de políticos se fue en otro automóvil que también fue custodiado.

Pagina Siete.