Enfrentamientos por toma simbólica de oficinas públicas

12

La mañana de ayer se registraron enfrentamientos en puertas del Ministerio de Salud, entre ciudadanos que intentaron realizar la toma simbólica del Ministerio de Salud y efectivos policiales que resguardaban la entidad estatal. Los uniformados no tuvieron reparos en hacer uso de agentes químicos, llegando incluso a afectar a los estudiantes del Colegio Don Bosco, ubicado en El Prado.

Las agrupaciones ciudadanas resolvieron radicalizar sus medidas de presión con la toma simbólica de instituciones públicas en varias ciudades del país, en rechazo al supuesto fraude electoral del 20 de octubre pasado y en demanda de nuevas elecciones presidenciales en Bolivia.

En este sentido, la tarde de ayer, una marcha compuesta estudiantes de diferentes universidades, ciudadanos y médicos, llegó hasta las puertas del Ministerio de Educación para proceder a la toma simbólica y pacífica de esa entidad del Estado, pero un fuerte contingente policial, que resguardaba el lugar, arremetió con agresividad contra el grupo de manifestantes, quienes mostraron resistencia por varios minutos. Los uniformados lograron evitar la vigilia, pero no así disipar la marcha que continuó su recorrido por el paseo de El Prado.

Los efectivos policiales en su intento de disipar la marcha, con el uso de gases lacrimógenos, afectaron a los estudiantes del Colegio Don Bosco, debido a que las granadas de agentes químicos ingresaron hasta el patio y los ambientes de la institución educativa, generando zozobra en jóvenes, niños y personal del lugar.

Minutos después, las autoridades del establecimiento emitieron un comunicado que anunciaba la suspensión de las actividades educativas hasta nuevo aviso, por la falta de garantías para el desarrollo de las labores escolares.

DESDE EL TECHO

De acuerdo a muchos testigos y las redes sociales, tres sujetos civiles, se desconoce si son funcionarios públicos o policías, lanzaron petardos desde el edificio del Ministerio de Salud en contra de los manifestantes que se encontraban movilizados en la plaza del Estudiante en la ciudad de La Paz.

En un video se ve a dos personas en el techo del Ministerio de Salud, se encuentran prácticamente detrás de un enorme letrero que lleva el nombre de esa Cartera de Estado y que está en la parte más alta de esas instalaciones, desde ese lugar lanzaron los petardos, sin tomar en cuenta que muchos civiles, entre ellos niños, que no eran parte de la movilización, se encontraban circunstancialmente transitando por el lugar.

ENFRENTAMIENTO EN SIN

Otro enfrentamiento se registró la mañana de ayer, cuando se procedió a la toma simbólica de la oficinas del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), cuando los funcionarios trataron de ingresar a la oficina Central de la Administración Tributaria, ubicada en Los Pinos de la zona Sur de la ciudad de La Paz.

Con presencia policial, un grupo de gerentes del SIN, trataron de disuadir la movilización en el lugar, pero el hecho provocó la molestia de quienes denuncian un presunto fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre pasado, por el momento de tensión la Policía recurrió al uso de agentes químicos para disipar la movilización.

En el transcurso del día la vigilia instalada se mantuvo en el lugar, mientras que los funcionarios de SIN trabajan al interior de las instalaciones.

TOMA DE JUSTICIA

También un grupo de médicos y activistas realizaron ayer la toma simbólica del edificio del Ministerio de Justicia, ubicado en El Prado, en protesta por un supuesto fraude en las elecciones generales, cuyas pruebas fueron presentadas a la prensa en la víspera, por los miembros del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade).

“Estamos tomando pacíficamente el Ministerio de Justicia, mantendremos la toma y mantendremos la lucha, y no nos iremos hasta que tengamos un nuevo Gobierno”, dijo Fernando Romero, uno de los médicos que participó de esa toma.

AUSENCIA POLICIAL

En horas de la noche estudiantes y médicos se concentraron a la altura del Obelisco para manifestar su apoyo a la democracia y pedir nuevas elecciones presidenciales, pero en su intento fueron arremetidos y violentados, por las agrupaciones afines al MAS.

La Policía estuvo ausente de la situación y apareció minutos después, cuando se presentaron varios heridos; los uniformados intervinieron, pero sólo para dispersar a los estudiantes .

De acuerdo con los testigos, la Policía fue muy contemplativa con los grupos afines al MAS, cuya violencia fue extrema con el uso indiscriminado de dinamita, acción que en ningún momento fue controlado por los uniformados. El ataque a los estudiantes fue frontal y criminal, según denunciaron los afectados.

El Diario.