Rafael Quispe: “Ni muerto seré del MAS, pero tampoco soportaré cosas arbitrarias del Alcalde”

Rafael Tata Quispe, presidente Por el Bien Común Somos Pueblo (Pbcsp), dice que “políticamente su alianza con el alcalde de La Paz, Iván Arias, está fracturada” y asegura que para ejecutar la separación oficial se debe seguir un proceso en el ámbito jurídico.

En entrevista con Página Siete, Quispe explica que no está dispuesto “a cargar con el muerto por la indisciplina partidaria y la negligencia del trabajo de Arias”. Va más allá y dice que “siente vergüenza ajena del alcalde”.

Ante las voces que indican que tiene afinidad con el partido masista porque la concejala de Pbcsp Lourdes Chambilla aprobó -junto a los cinco legisladores del partido azul- dos leyes para controlar a Arias, el Tata Quispe respondió: Ni muerto seré del MAS.

¿Cómo está la alianza y cuál es la situación actual?

Jurídicamente, administrativamente no está rota la alianza. Está intacta, pero hay temas que no hemos podido solucionar. La alianza no es sólo (hablar ) del municipio, pero lo hemos centrado en ello. También tenemos cinco asambleístas departamentales y varios concejales. Entonces, en la reunión se tienen que tocar temas genéricos, no específicos.

La concejala (Lourdes Chambilla) se siente acosada porque -por ejemplo- han conformado la comisión de ética (dentro de la alianza) sin mi presencia.

Pero el tema no es individual, el tema es general, porque nuestra alianza es departamental.

No hay ruptura ni nada en el marco jurídico, pero en el tema político hay diferencias. Si bien nuestro estatuto dice: hay que mantener la línea, nadie mantiene la línea. Los problemas deben tocarse de manera interna, pero lo primero que hace el alcalde es echar lodo, decir que el Tata es traidor, decir que la concejala es indisciplinada, todo eso es una acción política. Por qué cuándo salió la ordenanza no puso en el chat o llamó para convocar a una reunión. Lo primero que hizo fue aliarse con César Dockweiler, echar lodo a sus propios concejales. En política eso no se hace. El alcalde es quien hace esas cosas y rompe las reglas del juego.

¿Entonces, usted considera que la alianza desde lo político está fracturada?

Está fracturada desde lo político, pero desde lo administrativo y jurídico está intacta, porque tenemos que reunirnos con los otros asambleístas, ellos también están molestos porque no se los convoca. Nos hemos centralizado mucho en el municipio de La Paz.

¿Cuándo -desde su punto de vista- ha comenzado esta ruptura de la alianza, cuándo ha sido el quiebre político?

El principio es el tema de rotación y alternancia, en mayo empezó esto. Ellos querían postular al señor Lucio Quispe y la concejala (Lourdes Chambilla) dijo dónde están los principios, si no están los principios, yo me postulo. Ahí hubo una ruptura.

¿Cuándo se ha reunido por última vez con el alcalde Arias?

La última reunión fue hace dos semanas, nos convocó (para hablar de temas) como sesiones, todo, pero nunca hablaron de que (el concejal Jorge) Dulon iba a viajar. Hicieron unilateralmente todas esas situaciones, no apegadas a la norma. Si bien el concejal (Dulon) habilita a su suplente, pero cuando su suplente trabaja es el presidente de la alianza quien tiene que promover el tema.

Hay una situación que me hizo recordar la concejala Chambilla y que tiene que ver sobre cuándo se rompe (la alianza). Cuando ella se postuló (a la presidencia del Concejo), ellos dicen cómo es posible que se postule. En una reunión de bancada -en la que participan los seis concejales, el alcalde y yo- dicen lléveselo a su concejala, fuera, en pleno despacho. Fue en mayo.

Yo creo que hemos llegado a nivel político al límite porque tampoco puede ser que me maltraten y maltraten a la concejala. Que digan fuera, váyase, llévenselo a su concejala. Esas cosas no se hacen, por eso he tolerado, he tratado de llevar (adelante). La concejala tiene su propio pensamiento y decisión.

Con mi alianza nos vamos a reunir con todos y tal vez pondremos fin, pero políticamente el alcalde ha sido muy hormonal.

¿Políticamente, cómo considera que afectará esta situación al alcalde Arias?

Yo no puedo pensar en el alcalde, yo tengo que pensar en Somos Pueblo. Nosotros no estamos administrando el municipio. Hemos sido parte de la alianza con el alcalde, (eso) te afecta. Si el alcalde hace buena gestión, adelante. Pero como se ven deficiencias, me jala más y yo no voy a cargar con el muerto, yo no lo voy a hacer.

Hay dos fuerzas políticas que se han unido, que no tenían personería jurídica, que son el Negro (Arias) y el Tata, yo no voy a cargar con el muerto por su indisciplina partidaria, por su negligencia de trabajo, no lo haré. Los asambleístas me han pedido una reunión y le pongamos fin a esta situación, fin a la alianza.

La población que vea quién está manejando mal, parece una competencia entre el Negro Arias y el Chaza (el exalcalde paceño Germán Monrroy Chazarreta), pero no en quién hace una mejor gestión, sino en quién lo hace peor. Por ejemplo: los PumaKatari han llegado hace tiempo y no funcionan. Entonces, yo no voy a morir cargado del muerto.

¿Cómo Somos Pueblo tienen observaciones a la gestión del alcalde? ¿Le alertaron de esta situación?

Le hemos hecho notar al alcalde, pero nunca toma en cuenta nuestras observaciones.

Con la aprobación de las dos leyes en la sesión del viernes, la concejala Chambilla trabajó indirectamente con la bancada del MAS. ¿En ese marco, qué dice respecto a la polémica sobre que Somos Pueblo apoya ahora al MAS? ¿Tienen un acercamiento con el MAS?

No, en absoluto. 20 procesos he tenido, tengo una sentencia por el MAS. El pueblo sabe que no es así.

¿No existe entonces una simpatía o acercamiento con el MAS?

Absolutamente nada. El pueblo va a juzgar. Yo pido que el alcalde reflexione y empiece a trabajar, no importa tapando los huecos porque ha habido votos contra el MAS, contra Arias, pero también voto simpatía con el Tata.

Le pido disculpas al pueblo paceño porque el alcalde no supo cumplir. Si yo fuera parte ejecutiva puedo coadyuvar, pero el alcalde no escucha. Yo tengo vergüenza ajena del alcalde porque no está cumpliendo con lo que se ha dicho en la campaña.

¿Qué les dice a los votantes que piensan que usted tiene un acercamiento al MAS?

Yo nunca voy a ser del MAS, jamás, ni muerto voy a ser del MAS, pero eso tampoco quiere decir que voy a soportar las cosas arbitrarias del señor alcalde. Es más sano decir las cosas de frente que por detrás. Pero nunca, ni muerto voy a ser del MAS, jamás. Saben los votantes que soy un político radical. No hablo mucho (ahora) porque antes siendo diputado he demostrado cómo se tiene que hacer, ahora estoy haciendo muchas otras cosas, estoy en el teatro, estoy haciendo Tik Tok y coadyuvando a la concejala (Chambilla).

¿Si se concreta la ruptura de la alianza en el ámbito jurídico, cuál será el rol de Somos Pueblo en el Concejo Municipal porque Arias se quedará con cinco concejales y el MAS tendrá el mismo número?

Fiscalizar. Vamos a fiscalizar, esa es nuestra función, es la función de una concejala y de una asambleísta. Su función es fiscalizar, hacer gestión y hacer normas, ellos no hacen las obras.

¿Pero Somos Pueblo tiene el voto de oro?

El que tiene que pensar es el alcalde, yo no. Si un aliado se está equivocando y está haciendo mal las cosas, uno tiene que decirle a la población. Y la concejala no porque tiene el voto de oro puede encubrir hechos irregulares.

¿Usted ha identificado irregularidades en la gestión de Arias?

Muchas. He sido tolerante. Le dije (al alcalde) de frente y con testigos.

¿Usted no cree que esta ruptura de la alianza beneficiará a la bancada del MAS?

Va a beneficiar a la ciudad.
HOJA DE V ID A
Rafael Tata Quispe
Vida Nació el 24 de octubre de 1969 en el municipio de Coro Coro, del departamento de La Paz.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más