Lourdes Chambilla asegura que su voto de oro dependerá de Arias

La concejala de la alianza Por el Bien Común-Somos Pueblo Lourdes Chambilla dijo que su voto de oro para que el alcalde Iván Arias tenga mayoría en el Concejo Municipal dependerá de que él la busque para conversar y escuchar sus propuestas.

“El alcalde puede tener mayoría, pero que aprenda a respetarme. Primero están los valores hacía mi persona, yo nunca le he faltado el respeto al alcalde. Y si lo hice, que me lo diga, no tiene por qué mandarme a los demás”, dijo a Página Siete la concejala Chambilla.

“(Todo) depende de que venga (el alcalde) y converse conmigo”, dijo, pero indicó que también depende de su alianza.

En los últimos días, Chambilla fue cuestionada y hasta catalogada como “indisciplinada” por Arias debido a que el viernes pasado, ella se quedó en la sesión del Concejo, cuando su bancada decidió no participar. Entonces, ella y cinco concejales del MAS conformaron quórum para sesionar y aprobaron dos leyes para controlar al burgomaestre.

Chambilla reiteró que ella se quedó en la sesión porque le pidieron a última hora que se salga e incluso llamaron a su coordinador (Rafael Tata Quisle) para eso. “No puedo caminar al compás de nadie”, dijo e indicó que todas las personas son seres humanos y merecen respeto. “No somos objetos”, agregó.

Lamentó que el alcalde no trate a todos los concejales por igual y que él tenga “preferidos”. Indicó que un claro ejemplo son el concejal Jorge Dulon y la concejala Eliana Paco, a quienes el burgomaestre los envió en viajes al exterior.

Según Chambilla, ante los “malos tratos” decidió “distanciarse de la bancada mayoritaria”. Aseguró que dependerá de Arias la posibilidad de alguna reconciliación.

Mientras tanto, la concejala anunció que alista una denuncia penal contra Dulon, el concejal Lucio Quispe y la concejala Yelka Maric, además de otros miembros de la bancada porque según ella “ejercen acoso político”.

Indicó que ahora la alianza -sin tomar en cuenta a su presidente (Tata Quispe)- conformó un comité de ética para tratar de sacarla de su curul. Sostuvo -además- que no pueden decir que ella es traidora y que se está vendiendo al MAS “porque lo único que está haciendo es trabajar por la ciudad de La Paz”.

Chambilla aseguró que ella no está trabajando con la bancada minoritaria del MAS, tampoco le interesa hacerlo. “Soy antimasista. Yo soy una pitita”, sostuvo orgullosa.

Ayer, respecto a esta situación, el alcalde Arias dijo a que no está de acuerdo que “entreguen su cabeza al enemigo”, con el fin de que su gestión se vea perjudicada, pues dijo que está de acuerdo que fiscalicen su gestión, pero no a costa de poner trabas que no le permitan trabajar por el municipio de La Paz.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más