Sedes calcula que oxígeno existente en los hospitales de La Paz se acabará en 24 horas

6

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz, calcula que el oxígeno medicinal que actualmente hay en los hospitales se acabará en las siguientes 24 horas, debido que este insumo no puede ingresar a las ciudades por los bloqueos que se registran en distintas carreteras de la región.

Ante esa situación, instó a los actores políticos y sectores sociales a dejar de lado sus posturas y permitir que el oxígeno llegue a los hospitales, con lo que se evitará la muerte de más personas, principalmente de quienes contrajeron el COVID-19.

«Al no permitir el paso de oxígeno ha puesto en situación límite a la ciudad, y yo calculo que tenemos oxígeno para las próximas 24 horas y luego de esto vamos a lamentar realmente la catástrofe», dijo a la ABI, el director del Sedes La Paz, Ramiro Narváez.

Indicó que ante la propagación de casos de coronavirus en el departamento, principalmente en las ciudades de La Paz y El Alto, la demanda de oxígeno se incrementó, porque es requerido no solo por los hospitales públicos, sino por los privados, cajas de seguro social y hasta por los domicilios, donde hay personas afectadas por la enfermedad.

Narváez dijo que tres camiones cisterna, con unos 60.000 litros de oxígeno, están parados en las carreteras y no pueden llegar a La Paz. En caso de que este insumo arribe a la sede de Gobierno, se tardará al menos tres días más en aprovisionar en los lugares donde es requerido.

Para evitar que esta problemática se agrave y se lamente la muerte de muchas personas que requieren oxígeno, el Sedes pidió a las autoridades políticas, representantes de organizaciones defensoras de la sociedad a mediar en los puntos de bloqueos, para permitir el paso de estos camiones cisterna.

Pese a esta situación, Narváez aseguró que el sistema público de salud realizará todos los esfuerzos para continuar con la lucha contra el coronavirus y evitar más muertes por este mal.

Recordó que anoche una persona de 27 años falleció en el Hospital Holandés, de la ciudad de El Alto, porque no recibió a tiempo el oxígeno.

La dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) y sectores afines al MAS iniciaron un paro indefinido y bloqueo de camiones desde el pasado lunes, exigiendo al Tribunal Supremo Electoral (TSE) respetar la fecha de elecciones que estaban previstas para el 6 de septiembre, pero por la creciente de contagios de COVID-19 se postergó hasta el 18 de octubre.

YF/lm ABI