Ministro de Justicia: «El MAS está pasando de ser un partido político a una organización criminal financiada»

19

El ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, afirmó que el Movimiento Al Socialismo (MAS), impulsando el bloqueo de carreteras en medio de la pandemia sin dejar pasar alimentos, medicamentos ni oxígeno medicinal, está pasando de ser un partido político a constituirse en una organización criminal financiada.

«El MAS está pasando de ser un partido político a una organización criminal, una organización criminal financiada, una organización criminal que está atentando en contra de la salud de los bolivianos y está jugando a lo que ocurrió en noviembre (de 2019, cuando también se cercó las ciudades para que no ingresen ni alimentos)», manifestó la autoridad, en entrevista con CNN.

Por eso, agregó el Ministro, el pasado miércoles se presentó una denuncia contra el expresidente Evo Morales, los candidatos del MAS, Luis Arce y David Choquehuanca, además de los dirigentes Andrónico Rodríguez y Juan Carlos Huarachi, y en las próximas horas se ampliará contra algunos alcaldes, que movilizaron maquinaria pesada para ayudar a los bloqueadores a obstaculizar el libre tránsito.

Detalló que estas personas fueron denunciadas por los presuntos delitos de genocidio, terrorismo, sedición, por atentado contra la salud pública, el patrimonio del Estado y servicios públicos.

«Nosotros pedimos y exhortamos al Ministerio Público que pueda actuar lo más rápido posible junto al Ministerio de Gobierno (para) detener a estas personas y que sean puestas ante un juez», remarcó.

Además, según la autoridad, el MAS también está «jugando» con las protestas a desviar la atención porque cometió un delito electoral al haber anunciado encuestas a través de su candidato a la presidencia, Luis Arce.

«Las denuncias (sobre este delito) están en el Tribunal Supremo Electoral, tienen que ser procesadas porque el artículo 136 de (la Ley de) Régimen Electoral (sanciona con) la pérdida de personalidad jurídica. Entonces, el MAS está jugando a eso, como último elemento, el MAS lo que quiere es negociar la no pérdida de su personalidad jurídica desestabilizando el país», puntualizó.

Las organizaciones sociales afines al MAS mantienen el bloqueo de carreteras desde el pasado lunes en demanda de que las elecciones generales se realicen el 6 de septiembre y no el 18 de octubre como definió el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Sin embargo, la radicalidad en sus medidas de presión en plena pandemia generó una serie de cuestionamientos desde diferentes puntos del país y hasta organismos internacionales, después de que, inicialmente, la Caja Nacional de Salud denunció que tres de sus pacientes perdieron la vida por falta de oxígeno en Oruro y en las últimas horas el Hospital Boliviano Holandés de El Alto también dio a conocer que una mujer de 27 años murió por falta de ese elemento.

/EC/ABI