FmBolivia
Radio FmBolivia

Defensa de Yassir Molina presenta tres pruebas de descargo

7

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La defensa de Yassir Molina, integrante de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), presentará este martes en Sucre tres pruebas de descargo para demostrar que el acusado no es responsable de los destrozos en el edificio de la Fiscalía General en octubre de 2020 y por los que el Ministerio Público pide 20 años de cárcel.

“Mañana (hoy) en la ciudad de Sucre presentaremos todas las pruebas de descargo: documental, testifical y pericial con las que justamente podremos rebatir las contradicciones del Ministerio Público”, informó a Página Siete, Cristian Ramírez, abogado de Molina.

En ese marco, la defensa presentará una pericia informática de los celulares, videos, pruebas testificales, estudios psicológicos de Molina, resultados de estudios periciales del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) que establecen que el daño ocasionado al edificio tiene un valor de 4.000 bolivianos, entre otros.

El Ministerio Público pidió la semana pasada 20 años de cárcel para Molina y los otros miembros de la RJC que guardan detención en los penales de Sucre y Oruro.

La Fiscalía acusó a Molina, Milena Soto y los hermanos Mario y Fernando Bascopé, miembros de la RJC, por destrucción y deterioro de bienes del Estado y organización criminal, entre otros presuntos delitos cometidos en las protestas contra el fiscal general, Juan Lanchipa, en octubre de 2020.

Por ese proceso, la Fiscalía solicitó 20 años de cárcel para los imputados, pedido calificado por la defensa como algo que no tiene sustento.

“Pedir 20 años (para Molina) es algo ilógico (…) Si uno pintarrajea una fachada, con el hecho de reparar el daño y volver a pintar la casa, el caso se extingue porque el daño se ha reparado. Querer llevar a juicio no sólo a Yassir sino a varios miembros (de la RJC) y querer forzar 20 años de prisión es algo ilógico y una clara muestra de que se está vulnerando el debido proceso”, defendió el jurista.

El 31 de mayo, el fiscal de Chuquisaca, Javier Gorena, calificó como “irreversible” el deterioro al inmueble. Para el funcionario “no existe” forma de repararlo.

“Estimamos unos 20 años (de reclusión) en función a los diferentes delitos. Según las certificaciones emitidas a nivel municipal y nacional, el edificio de la FGE constituye un patrimonio histórico de la ciudad”, indicó.

Molina está con detención preventiva un año y tres meses y actualmente está recluido en Oruro. Soto está con detención domiciliaria en Cochabamba. Los hermanos Bascopé están ocho meses recluidos en Sucre.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas