La basura sigue expuesta en Alpacoma a cinco meses del deslizamiento

5

El exministro de Medio Ambiente y Aguas, José Antonio Zamora, denunció que parte de la basura que quedó expuesta por el deslizamiento en una macrocelda del relleno sanitario de Alpacoma, ocurrido el 15 de enero, continúa al aire libre, lo que genera contaminación por la liberación de partículas tóxicas.

La exautoridad visitó el lugar y evidenció que una parte de las 200.000 toneladas desmoronadas continúan al aire libre en la parte baja de ese botadero. Dijo que allí el hedor es insoportable y que existen miles de vectores, como moscas de gran tamaño, gaviotas, palomas y ratones.

«Esta basura ha estado sometida a diferentes cambios de temperatura, agua, lluvia, sol y viento, entonces está generando partículas que a través del viento están en suspensión en el aire y se dispersan entre las ciudades de El Alto, La Paz y Achocalla a través del polvo, en función de la dirección del viento, lo cual es un problema serio», señaló Zamora.

El exministro también observó que las palomas y gaviotas, que se alimentan de esta basura en descomposición, transportan estas partículas contaminantes mediante sus patas.

Zamora urgió la necesidad de que se realice una auditoría ambiental a ese relleno, además de verificar las causas de este siniestro, y establecer el verdadero impacto en la calidad de aire y agua del lugar, así como en la salud de la población.

Demandó que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) realice un informe y que la Contraloría General del Estado (CGE) intervenga con una auditoría ambiental.

«El Alcalde (Luis Revilla) nos ha expuesto a un problema de salud pública que es necesario investigar y establecer su verdadero alcance, es mentira cuando él dice que no hubo contaminación», aseguró.

En un informe oral en la Comisión de Organización Territorial del Estado y Autonomías de la Cámara de Diputados, Revilla afirmó que ese deslizamiento no causó ningún problema de contaminación ambiental.

Hace dos semanas, el concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) Jorge Silva realizó una inspección a Alpacoma en la que también constató la exposición de residuos.

«Por lo menos un diez por ciento de toda la basura que se deslizó el 15 de enero pasado continuaba al aire libre», corroboró Silva.

Por otro lado, el exministro alertó que igual peligro existe por el deslizamiento en Bajo Llojeta, ocurrido el 30 de abril, cuando una cantidad indeterminada de residuos sólidos en descomposición quedaron expuestos, los cuales hasta el momento no reciben ningún tipo de tratamiento o medida para evitar que contaminen a la gente que vive en el lugar.

El fenómeno dejó al descubierto que decenas de viviendas estaban construidas encima del exbotadero de Sopocachi.

gr/jrc/clm