FmBolivia
Radio FmBolivia

Alfredo Serrano: Bolivia le viene ganando la partida al «no hay alternativa» con una forma diferente de hacer política

3

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), Alfredo Serrano, aseguró que Bolivia le viene ganando la partida a la vieja receta de «no hay alternativa», que pretende convencer que el único camino es el neoliberal, con una manera diferente de hacer política.

«Bolivia le viene ganando la partida al «no hay alternativa», demostrando que, con una forma diferente de hacer política económica, soberana y ordenada, con justicia y eficiencia, se ven los buenos resultados, que se visualizan tanto en las cifras como en cualquier aspecto de la vida cotidiana del pueblo boliviano», señaló Serrano en un artículo publicado por Página 12.

Según Serrano la receta del «no hay alternativa» cobra importancia en los tiempos actuales de alta intensidad en la disputa geopolítica y geoeconómica.

Consideró que la fuerte restricción externa acecha a Latinoamérica, salvo en contadas excepciones, pues la mayoría de las economías no ha sabido conducir el nuevo ciclo a la baja del precio de los commodities.

La caída de las divisas procedente de la venta de materias primas ha resultado, finalmente, ser el principal adversario electoral para muchos gobiernos de la región, que siguen buscando la fórmula para superar un frente externo tan adverso, indicó el experto.

Sin embargo, en el caso de Bolivia, de acuerdo con Serrano, se parte de un principio básico: no sólo es posible conciliar la justicia social con la eficacia económica, sino que, además, se crea sinergia entre sí.

En su análisis, la demanda interna es la base sólida del crecimiento económico que permite tener capacidad de amortiguar cualquier shock externo adverso, así como las políticas redistributivas en materia de derechos sociales (bono Juancito Pinto, bono Juana Azurduy de Padilla, Renta Dignidad) fueron fundamentales en Bolivia para constituir una robusta demanda interna sostenida en el tiempo.

Dijo que esas políticas sociales se lograron financiar con recursos que antes se iban del país y gracias a la nacionalización se evitó esa fuga y, además, se demostró que lo estatal, si se hacen bien las cosas, es capaz de presentar un funcionamiento eficaz y eficiente en clave económica.

La mayoría de las empresas públicas nacionalizadas en sectores estratégicos (YPFB, Entel o Boa) revalorizaron su patrimonio y tienen un flujo de caja con un saldo muy positivo, que permite mayor inversión pública productiva, así como garantizar derechos sociales, señaló.

El Director de Celag citó un reciente estudio de esa institución que se demostró que, si no se hubiera producido la nacionalización, Bolivia hubiera dejado de generar riqueza económica por un valor de 74.000 millones de dólares (que, por ejemplo, representa 2 veces el PIB del año 2017).

«Bolivia ha demostrado que sí se puede tener una inserción soberana e inteligente contra la restricción externa. Que se puede desdolarizar la economía y tener, al mismo tiempo, un sistema financiero sólido», respaldó.

Destacó también que, en la actualidad, el sistema financiero se ha bolivianizado; por ejemplo, más del 95 por ciento de los depósitos se hacen en moneda nacional. Que se puede tener estable el nivel de precios al mismo tiempo que los ingresos y el consumo crece. Que se pueden reducir la desigualdad y la pobreza mientras la economía sigue creciendo a tasas récord en Latinoamérica. Que se puede mejorar notablemente el bienestar social en condiciones macroeconómicas sólidas.

Red central/ABI

ABI. Derechos Reservados. 1998 – 2019.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas